La Consejería de Obras Públicas Transporte y Vivienda pone en marcha las obras del nuevo tramo del Eje Norte-Sur de Fuerteventura entre Puerto del Rosario y La Caldereta

La UTE que resultó adjudicataria del contrato, valorado en 92 millones de euros y con un plazo de ejecución de 54 meses, ha iniciado los trabajos en tres puntos del recorrido de la futura autovía, de 17 kilómetros, que también mejorará la circunvalación a Puerto del Rosario y la conexión con el aeropuerto

“No vamos a quedarnos aquí”, aseguró el consejero Sebastián Franquis, “estamos trabajando ya, de hecho está en exposición pública, en el trazado del siguiente tramo de ese Eje Norte-Sur, fundamental para Fuerteventura, su movilidad y su desarrollo económico”

Las obras de la nueva autovía entre el Aeropuerto, Puerto del Rosario y La Caldereta se han iniciado hoy con los primeros trabajos de desbroce, excavación y acopio de tierras, tras firmar esta mañana el consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, el acta de replanteo con la UTE formada por las empresas OHL, Construcciones Rodríguez Ramírez y Satocan. Esta unión de empresas resultó adjudicataria el pasado verano del contrato de obras de este nuevo tramo del Eje Norte-Sur de Fuerteventura, con un trazado de poco más de 17 kilómetros, por un importe de 92.098.903 euros y con un plazo de ejecución de 54 meses. 

El consejero Franquis, que estuvo acompañado durante el acto de firma y de colocación del cartel de inicio de la obra, por el presidente del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta, además de por el alcalde de Puerto del Rosario, Domingo Jiménez, y la alcaldesa de La Oliva, Pilar González, recordó que el Gobierno canario también ha invertido otros 3.051.695 euros en adjudicar el servicio de control y vigilancia que velará por la correcta construcción de la nueva vía. 

“Hoy hemos empezado una obra muy importante, la obra más importante que hemos adjudicado desde Obras Públicas este año en toda Canarias con una dotación de 92 millones de euros, inversión que se va a emplear en una obra que continúa esa aspiración legítima del pueblo de Fuerteventura que es culminar el Eje Norte Sur de carreteras”, manifestó el consejero Franquis, “Con el inicio de estas obras damos un paso más, un paso muy importante en continuar ese Eje, tal y como nos comprometimos hace un año cuando dijimos que impulsaríamos la continuidad de esta vía troncal para la isla. Aquí estamos un año después poniendo en marcha esta obra y a punto de adjudicar también el enlace de Parque Holandés. Hemos hecho un importante esfuerzo para cumplir con la que es una aspiración de toda la isla de Fuerteventura que es mejorar su movilidad, y vamos a seguir haciéndolo con nuevas actuaciones de carreteras”.

La vía que se ha empezado a ejecutar hoy se encuentra dentro del segundo tramo del Eje Insular de Fuerteventura, en sentido norte-sur, ya que conecta con el tramo La Caldereta-Corralejo, puesto en servicio en 2018. El trazado de esta nueva infraestructura contempla una autovía de 17,5 kilómetros, con calzadas separadas de dos carriles por sentido, arcenes exteriores de 2,5 metros, e interiores de un metro. Además, se han diseñado cinco enlaces a lo largo de la vía: con Antigua, a través de la FV-20; con La Oliva, a través de la FV-10; con La Hondura, por la FV-1; Guisguey, por la FV-214, y con Caldereta, por la FV-120. 

Este último enlace, precisamente, conectará con la rotonda por la que se accede a la autovía que ya une La Caldereta y Corralejo, por lo que la conexión entre el norte de Fuerteventura y el aeropuerto de la isla quedará definida por una vía rápida de cuatro carriles cuando finalicen los trabajos. Además, gracias a esta variante, se va a poder duplicar la capacidad de la circunvalación a Puerto del Rosario o FV-3, lo cual contribuye a disminuir significativamente la siniestralidad en las vías interurbanas de esa isla, a incrementar la fluidez de la circulación y a reducir la incidencia acústica en el entorno. Las obras incluyen también una nueva glorieta y ramal de acceso a la zona del Hospital General de Fuerteventura Virgen de La Peña.

“No vamos a quedarnos aquí”, aseguró el consejero Franquis, “estamos trabajando ya, de hecho está en exposición pública, en el trazado del siguiente tramo de este Eje Norte-Sur, tal y como nos comprometimos con el Cabildo hace un año, un eje de carreteras fundamental para Fuerteventura, su movilidad y su desarrollo económico”. 

El acto de firma, celebrado a pie de obra, ha servido como pistoletazo de salida para los primeros trabajos de la UTE en la construcción de la nueva vía, trabajos que se concentran en tres puntos de sus 17,5 kilómetros de recorrido. Una de las zonas donde se inician las obras es en el kilómetro cero de la nueva autovía, junto a la carretera de acceso al aeropuerto (FV-2), en el tramo que llega hasta la zona del Barranco Río Cabras. Aquí, donde se iniciaron los trabajos hoy mismo, se están realizando trabajos de desbroce y acopio de tierra vegetal para proceder luego a aplanar la zona, a los trabajos de excavación en desmonte. 

Otro punto de trabajo se sitúa junto a la margen izquierda de la actual circunvalación de Puerto del Rosario (FV-3) donde en las próximas semanas se comenzará a excavar para la ampliación de los dos carriles a actuales a cuatro. El tercer punto donde van a empezar los trabajos en los próximos días es en el futuro enlace de Guisguey, junto a la carretera FV-214. Aquí se comenzarán a realizar los desvíos provisionales de esta misma carretera para preparar el terreno donde se ubicará un paso elevado.

Por la forma del trazado de esta nueva autovía los técnicos de la Consejería aseguran que la vía se podrá ir abriendo por tramos a medida que se vayan acabando para ser puestos en servicio mientras se finalizan los siguientes, permitiendo de esta forma el uso de la autovía para descongestionar otras carreteras de la isla. 

Esta obra maneja unos números que se resumen en los siguientes índices: se van a emplear 65.000 metros cúbicos de hormigón, 1.360.000 metros cúbicos en desmontes de tierras, 1.225.000 metros cúbicos en desmontes en roca, y 52 kilómetros de barreras de protección, además se van a plantar 1.150 palmeras y 30.000 unidades de plantas y matorrales autóctonos.

El consejero Franquis hizo hincapié también en que el proyecto de obras que hoy se pone en marcha cumple escrupulosamente con los 17 condicionantes solicitados para obtener la aprobación de la declaración de impacto ambiental. Por tanto, las obras se harán teniendo en cuenta que se respetará el enclave arqueológico del Barranco de Tinojay, además de alejarse de las zonas de avistamiento de hubaras y se aprovechará al máximo la vía existente en la circunvalación a Puerto del Rosario (FV-3), sin afectar al crecimiento poblacional de las zonas urbanas aledañas, adaptándose así a las previsiones del Plan Insular de Ordenación de la isla (PIOF).

About Redaccion

Redaccion

Te puede interesar

Curbelo asegura que el Plan Reactiva es la mejor herramienta para encarar la crisis económica y social

El portavoz de ASG valora el apoyo de la Cámara regional al plan, fruto del …

Castilla celebra que Alemania vuelva a considerar Canarias como segura y prevé la reactivación de las reservas

Las compañías aéreas comunican a Turismo de Canarias, para la semana que viene, 70 vuelos …

Translate »