Olives, el fotógrafo que llegó de Menorca a La Gomera

Hace unos cinco años, el ayuntamiento de Hermigüa presentaba en sociedad su nuevo callejero, recogiendo además, en la denominación de sus calles, caminos, plazas y barrios, el reconocimiento, tanto de hermigüenses, como de personas que llegaron al municipio para invertir, quedándose muchos de ellos definitivamente en la villa norteña.

La estancia de estos nuevos habitantes en Hermigua no fue efímera pasando a engrosar la población del municipio sin más, su presencia trajo dinamismo y nuevas ideas que les llevaron a jugar un papel importante en el desarrollo de Hermigua, tanto en lo económico, social , como cultural.

Este fue el caso de un aventurero llegado de Menorca y de familia adinerada, concretamente de la ciudad de Mahón, se trata de Sebastián Olives Rogert, fotógrafo y gran aficionado a viajar, llegó a la Gomera conociendo mundo y se estableció en Hermigua en la zona de ‘los Pedacitos’, aquí conoció a la que más tarde sería su esposa, quizás la razón más poderosa para establecerse definitivamente en la isla, una linda muchacha de Vallehermoso llamada Isabel Ventura, con la que tuvo 12 hijos.

Isabel Ventura, esposa de Sebastián Olives.

En Hermigua ejerció su trabajo, siendo el primer fotógrafo que tuvo el municipio, oficio que más tarde heredaron dos de sus hijos, sin ir más lejos hoy día uno de ellos, Juan, mantiene aún su estudio de fotografía en San Sebastián, pasando por su objetivo no sólo vecinos de toda la isla , sino también autoridades y personalidades de referencia oficial como la casa real o ministros que entre otros han visitado la Gomera.

Con ese arte de parar el tiempo en una fotografía durante los diferentes momentos vividos, tanto Juan como su padre, podrían resumir seguramente el acontecer de esta isla durante varias décadas, vinculando así el apellido Olives desde siempre a este oficio.

Sebastián realizó durante mucho tiempo las fotos tamaño carnet de los emigrantes que salieron de la isla rumbo a Cuba o Venezuela, al tiempo que según iban creciendo los hijos que aquí quedaban los fotografiaba para que sus padres, ya en estos países, pudieran ir comprobando cuanto iban creciendo sus niños en la lejanía. Era la posguerra, y había que ingeniárselas para salir adelante, así que nuestro fotógrafo y su familia también sacaban fotos que intercambiaban por alimentos cuando el negocio no pasaba sus mejores épocas.

El primer Olives de la Gomera murió joven aún, fue en 1951, cuando tan sólo contaba 64 años, y fue en aquel bonito pueblo del que un día quedó prendado, lejos de su Mahón natal, donde ahora se le dedica uno de sus rincones por los que tantas veces paseó.

Como dijo con motivo de la presentación del nuevo callejero el ya ex- concejal de Patrimonio del ayuntamiento de Hermigua Antonio Manuel Mesa, “este nuevo callejero es un instrumento idóneo para despertar la curiosidad y ahondar aún más en el conocimiento y evitar el olvido de los hechos, personas y circunstancias que han jalonado la historia de nuestro municipio”.

About Gomeratoday

Gomeratoday

Te puede interesar

El Lanzaroteño afincado en La Gomera, Pedro Machín, gana la XVIII edición del Festival de Benidorm de Ajedrez

Lanzaroteño afincado en La Gomera hace ya muchos años y gran aficionado al ajedrez pasión …

Vía libre para iniciar la adjudicación de las obras del ARRU del Casco de Vallehermoso

Catorce viviendas serán rehabilitadas con un coste total de 539.500 euros El Ayuntamiento de Vallehermoso …

Translate »