No vivimos en Democracia (por Álvaro Cabo)

*Álvaro Cabo| Trainer, Escritor, Conferenciante, Emprendedor, Blogger , Colaborador en Prensa, Radio y Televisión.
Hoy en día vivimos completamente rodeados de corrupción por parte de aquellos a los que hemos elegido para que nos representen, los políticos. Tanto es así que estamos más que acostumbrados a que los telediarios abran con noticias de imputaciones de altos cargos de los principales partidos políticos y seguir comiendo tranquilamente.
¿Pero qué pasa si os digo que esta injusticia diaria de políticos mediocres, corruptos, inmovilistas, ignorantes, cabezones, desinteresados… que no podemos controlar, quitar y poner a nuestro antojo, se podría evitar viviendo en una Democracia Auténtica?
Lo primero que tenemos que conocer para poder salir de esta situación es; ¿qué es la democracia y qué en qué sistema estamos viviendo ahora?
Bien, si nosotros estudiamos la democracia ateniense, la auténtica, nos damos cuenta de QUE vivimos en un régimen completamente opuesto a lo que concebimos.

Para poder comprenderlo de forma más esquemática, vamos a hacer una comparación entre ambas caras de la moneda.

POLÍTICA MODERNA
El sistema actual, llamado «forma de gobierno representativo», se basa en que la masa de ciudadanos, como votantes, depositemos nuestra confianza en unos representantes que gobernarán en nuestro nombre. -En teoría, por supuesto- Si lo pensamos como una jerarquía, vemos claramente que nosotros estamos en el fondo, mientras que en la cima están los que realmente participan en las decisiones que nos incumben a todos.

Cuando llega el periodo de mayor actividad política en los telediarios: las elecciones, podemos asistir a una auténtica batalla por las migas de la mesa por parte de todos los participantes, pero como si se tratara de una familia, la razón se la turnan el padre y la madre, con el poder de controlar los medios, siendo los que traen el dinero a casa… Es lo que llamamos bipartidismo, que es favorecido por nuestro sistema actual, la Ley D’hondt.
Y después de no poder votar al mejor, sino que hay que votar al «menos malo», ¿qué nos queda? Distintos grupos de mentes cerradas gastando luz una vez a la semana para nada.

Democracia Griega
Respecto a la democracia griega,parece un sueño hecho realidad.Los 6000 miembros de Asamblease reunían una vez por semana y estaban compuestos íntegramente por los considerados ciudadanos (Hombre, Libre, Mayor de Edad).

Durante las largas sesiones discutían las preocupaciones de su época; penas de muerte o de exilio, declaraciones de guerra o de paz, establecer impuestos, incluso intervenir en cuestiones religiosas. Con la mente abierta y sin necesidad de hacer campaña electoral, pues ellos eran sus propios representantes.

Los pocos cargos públicos que había eran: 500 Jueces, elegidos por sorteo, que se encargaban de preparar la sesión, Y 10 estrategos, elegidos por la asamblea, que se encargaban de hacer cumplir las leyes de la asamblea y de dirigir a las tropas durante los combates. No os penséis que este cargo era la leche, pues, debido a su posición el campo de batalla, solían morir con bastante más frecuencia.

Podéis pensar que, como los griegos se pasaban todo el día filosofando sin dar un palo al agua, normal que la asamblea estuviera siempre llena y que nadie se quejara por ser elegido al azar. Pero también pensaron en eso, creando lo que hoy en día conocemos como dietas, que equivalían al salario de los artesanos, campesinos o comerciantes tuvieran antes de formar parte de los jueces, más un pequeño incremento por su trabajo.

¿Otros logros? No había paro. Para todos los ciudadanos a los que la vida no les había tratado bien, que habían perdido su empleo, su casa… Existía otra opción más productiva antes que estar mendigando en la calle; el servicio militar. Donde obtenían remuneración por su esfuerzo y, después de ese periodo, podían quedase o buscar empleo con una mayor formación y un gran prestigio.

Si conseguimos adaptar esta forma de gobierno a la era actual, con nuestros avances tecnológicos y con nuestra nueva mentalidad, sin esclavos ni discriminación, en teoría, obtendríamos una de las generaciones más libres, prósperas y geniales que la humanidad ha podido vislumbrar. Pero a veces parece que no interesa.

About Gomeratoday

Te puede interesar

«Una Canarias igual para todos» por Casimiro Curbelo

Una Canarias igual para todos Casimiro Curbelo Presidente del Cabildo de La Gomera y portavoz …

«Subir los salarios, es de justicia» por Casimiro Curbelo

Subir los salarios, es de justicia Casimiro Curbelo Presidente del Cabildo de La Gomera y …

Translate »