Hogueras de San Juan o cuando el atractivo de una noche mágica se concentra en la playa

La noche de este 23 de junio, víspera de San Juan, se extiende en la Gomera al igual que en otros muchos municipios de Espàña el encendido de hogueras y fogatas, una práctica hoy en día más controlada por las medidas de seguridad impuestas por los ayuntamientos que centran la actividad nocturna en playas y lugares donde reúnen a la mayor parte de la población.

Muy diferente era la fiesta antaño cuando era la iniciativa popular, sobre todo los niños, de los diferentes pueblos de la Gomera salían con sus “latas” a pedir de casa en casa para poder comprar los voladores que esa noche servirían para poner luz y sonido en los diferentes rincones del barrio donde se concentraba la chiquillada entorno a “su” hoguera que además mimaban y defendían de posibles “intrusos” que pudieran acercarse con malas intenciones de quemarla antes de tiempo durante los días previos , ya que a los “dueños” de la hoguera les costaba gran esfuerzo reunir la leña necesaria, incluso de muebles que los vecinos les pedían que fueran a buscarlos a sus casas porque los querían retirar, para hacer las más grande y poder presumir luego de ello.

Tampoco se olvidan costumbres de esos años cuando era “normal” recorrer la noche anterior los llanos más cercanos en busca de piñas para ponerlas en las brasas de la hoguera una vez bajaran las llamas y tener algo de sustento entorno al fuego y a la reunión con los amigos, o la quema de aceite usado de los motores que daban espectacularidad con pequeños fuegos entorno a la hoguera como sucedía en lo alto del roque de San Sebastián de la capital gomera.

Los tiempos han cambiado, y como todo, la globalizción han ido apagado tradiciones hasta encontrar la misma situación en diferentes rincones, mucha gente en una playa alrededor de varias fogatas. Quizás las administraciones intentan ‘curarse en salud’ minimizando posibles riesgos de una población cada vez menos ‘ducha’ en prácticas responsables con elmentos que antes se manjaban con mayor naturalidad aunque no exenta siempre de riesgo.

¿Pero que rituales se realizan en la noche ‘mágica’?

El 24, se celebra el nacimiento de San Juan, quien preparó a la humanidad para la llegada de Jesús. Su nacimiento ocurrió en una fecha muy cercana a un solsticio (de invierno para el hemisferio sur, y de verano para el hemisferio norte), lo que quiere decir que lo que está en juego son poderosas energías solares actuando en la Tierra.

Pasar por encima de las hogueras que se encienden esta noche o meterse en el mar y saltar olas, son sólo algunas de esas leyendas que permiten, según se dice, que se cumplan algunos de los deseos que pedimos durante esta noche tan llena de magia.

El fuego dará protección todo el año a aquellos que se atravan a saltar por encima de las llamas. Por su parte se dice que el agua es otro elemento importante. Darse un baño en el mar durante la noche de San Juan, asegura salud para todo el año. Si se saltan nueve olas dando la espalda al mar, se consigue también la eliminación de energías negativas y aumentar la fertilidad femenina.

About Gomeratoday

Te puede interesar

El Cabildo incrementa hasta el millón de euros los incentivos para los colectivos de La Gomera

El presidente de la Institución insular presenta a las entidades y asociaciones las líneas de …

Jesús Ramos: “Debemos impulsar todas las medidas posibles que estimulen y protejan al pequeño comercio”

El portavoz adjunto de ASG destaca la labor que desarrolla la Consejería de Turismo, Industria …

Translate »