El Inspector de Educación de La Gomera Don Carlos Casanova de Ayala Distinción Viera y Clavijo 2016

Don Carlos Casanova De Ayala, Inspector de  Educación  de la Isla de La Gomera, galardonado con la distinción “Viera y Clavijo 2016”  en el ámbito de la educación no universitaria de la Comunidad Autónoma de Canarias, por su dedicación y entrega excepcional a la labor docente.

Don Carlos Casanova de Ayala se inicia en esta profesión en el año 1973 impartiendo docencia en educación primaria en Los Salesianos. El curso 1975/76 se le asigna como destino provisional como funcionario de carrera al CP Fray Albino, donde permanece dos cursos.

Desde el curso 1977/78 al 1980/81 obtiene destino definitivo en el CP Santiago Apóstol (Playa de Santiago), donde desempeña también el cargo de secretario.

A partir del curso 1981/82 y hasta el curso 2007/08, ejerce  con destino definitivo en el CEIP Ofra San Pío (un centro preferente de alumnos con déficit motor) donde desempeña durante dos cursos el cargo de secretario y durante quince años el de director.

También trabajó en el Instituto de Ciencias de la Educación (ICE) de la Universidad de La Laguna, desde el curso 1986/87 hasta el 1991/92 impartiendo el curso de aptitud pedagógica (CAP) y desempeñando el cargo de jefe de división encargado de las prácticas de los alumnos durante dos cursos.

Durante siete cursos en régimen de prolongación de jornada, desarrolló su docencia en la  Enseñanza de adultos.

Ya en el curso 2008/09  inicia su trayectoria como Inspector de Educación en la zona 401, Isla de La Gomera, con carácter accidental hasta el curso 2012/13, ya en  el curso 2013/2014 lo hace como funcionario en prácticas y desde el curso 2014/2015   ya con destino definitivo  hasta el presente curso escolar.

Durante estos cursos al frente de la Inspección Educativa en La Gomera, ha sabido transmitir en su ámbito competencial todo tipo de valores, más allá de los educativos, propiciando un buen ambiente de trabajo y convivencia en los centros, no solo con los equipos directivos y los claustros de profesores, sino también entre el personal no docente.

Es de destacar que a lo largo de estos años, su presencia en infinidad de reuniones, desempeñando su coordinación o simplemente supervisándolas, han ido ganando progresivamente en operatividad y efectividad, debido, en gran medida, a su carácter conciliador, cercano y dialogante. Esta misma actitud  la mantiene cada día, en su puesto de trabajo, demostrando ser una gran persona, estar excelentemente dotado para las relaciones sociales, gozar de una indiscutible empatía y contar con una amplia experiencia  docente, cualidades que sabe utilizar en todo momento para abordar las circunstancias más complicadas.

Sin duda la carrera profesional de Don Carlos Casanova de Ayala, ha estado caracterizada por su dedicación y entrega, motivo que le ha llevado  a conseguir  este galardón, uno de lo más importante a la labor educativa que otorga anualmente la Consejería de Educación y Universidades.

Muchas Felicidades Don Carlos Casanova.

About Redaccion

Te puede interesar

El Cabildo incrementa hasta el millón de euros los incentivos para los colectivos de La Gomera

El presidente de la Institución insular presenta a las entidades y asociaciones las líneas de …

Jesús Ramos: “Debemos impulsar todas las medidas posibles que estimulen y protejan al pequeño comercio”

El portavoz adjunto de ASG destaca la labor que desarrolla la Consejería de Turismo, Industria …

Translate »