La variedad de tomate tradicional canario denominada “Orone” ha sido incluida recientemente en el Registro de Variedades Comerciales del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente tras las gestiones realizadas por el Cabildo de Tenerife a través de la empresa Cultivos y Tecnología Agraria  (Cultesa), con lo que se convierte en la primera variedad comercial de tomate de Canarias que se inscribe en este registro.

Tal y como señala Rosa Rodríguez en un artículo publicado en Canarias 7.es se trata de una variedad que no se cultivaba en Canarias desde los años setenta del siglo pasado y que durante tres años, explica Leonardo Amador, responsable de este departamento de Cultesa, se hizo la evaluación agronómica y organoléctica de 57 variedades de tomates locales que se cultivaron en las Islas al menos hasta los años setenta y cuyas semillas se conservaban en el Banco Nacional de Germoplasma.

Lo que ocurrió fue que  a pesar de que sólo se conocía qué tipo de tomate eran y dónde se cultivaban, tras los primeros análisis se tuvo claro que la variedad ‘Orone’, que se cultivaba en Valle Gran Rey, en La Gomera, era la más interesante y por eso se centraron en su selección y mejora.

El Orone tiene altos contenidos en licopeno y, al tener un menor contenido en agua, aporta más nutrientes con lo que el sabor, el olor y el color de la variedad de tomate canario Orone no tiene nada que ver con el resto de tomates que se comercializan en las Islas.

El vicepresidente y consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, Jesús Morales, explica que este logro “es fruto de años de trabajo en los que Cultesa ha realizado múltiples estudios de caracterización morfológica, evaluación agronómica, bromatológica, organoléptica y catas directas con el consumidor”.

Cultesa presentó la solicitud al ministerio en 2013 a través del Servicio de Producción y Registros Agrícolas de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural del Gobierno de Canarias con el fin de poder obtener el registro del ‘Orone’ como variedad comercial y protegida. Lo obtuvo en marzo de este año y ya se comercializa como una variedad local diferenciada y de alta calidad, con un sello distintivo. El Orone tiene altos contenidos en licopeno y, al tener un menor contenido en agua, aporta más nutrientes.

Cultivos y Tecnología Agraria de Tenerife, creada en 1986, se trata de una empresa puntera en I+D+i aplicado a la agricultura que revierte los beneficios obtenidos a través de la producción y comercialización en desarrollar nuevas investigaciones y estudios con el objeto de encontrar nuevas vías de negocio que beneficien a los agricultores, con los que establece importantes sinergias.

Rosa Rodríguez/Canarias 7.es

www.cultesa.com