Vinos de La Gomera, pasado y presente

uva bodega de la GomeraLa Historia registrada de la vitivinicultura en la Isla de La Gomera arranca en el siglo XV, cuando fueron introducidas por los conquistadores las primeras cepas en dicha isla, coincidiendo con la llegada y colonización de los europeos. En el siglo XVI, consecuencia del derrumbe del cultivo de la caña de azúcar, adquiere la vid un papel predominante en la economía gomera, sobre todo en la zona norte de la Isla.

La Gomera presenta una gran riqueza vitícola, consecuencia y fruto de factores humanos y socio económicos. Los primeros colonos procedían de lugares muy variados y diversos: portugueses, flamencos, andaluces, castellanos, genoveses, franceses e ingleses. Estos colonos trajeron consigo variedades propias de sus países de origen, y es por ello que en la actualidad existe un excelente patrimonio de variedades viníferas adaptadas al territorio.

El secular aislamiento que padece Canarias, propio de territorios insulares, ha supuesto el mantenimiento y conservación de las variedades presentes en la Isla, que no ha sufrido variación alguna desde la introducción del cultivo en siglos pasados. La ausencia también de filoxera en La Gomera a lo largo de la Historia ha contribuido también al mantenimiento del variado patrimonio vitícola.

Los viticultores gomeros de la época cultivaban las viñas sobre las faldas de las montañas o en andenes que recordaban las terrazas egipcias e incaicas, tal y como recoge el Historiador gran canario Francisco Morales y Padrón en sus estudios sobre el Descubrimiento de América. El cultivo de la vid en La Gomera está determinado por la abrupta orografía de la isla, por lo que las zonas de cultivo han tenido que establecerse en terrazas excavadas en las laderas de las montañas, y en muchas zonas de la Isla se pueden observar las mismas en zonas prácticamente inaccesibles.

La mayoría del viñedo se encuentra en la zona de monte bajo, de estilo mediterráneo y con abundante piedra, donde aparecen las mencionadas terrazas excavadas gracias al esfuerzo humano y donde el agricultor gomero ha tenido que construir de forma casi heroica pequeños bancales de piedra, que  por un lado le permiten suavizar las grandes pendientes y por otro le confieren al paisaje una belleza espectacular, pero al mismo tiempo, imposibilitando cualquier tipo de mecanización. De este modo y manera, los viñedos de La Gomera ocupan algo más de 800 hectáreas.

Actualmente de los vinos de La Gomera, el más representativo es el blanco joven, elaborado de la uva Blanca Forastera, una variedad que le confiere gran intensidad aromática. En los últimos años han cobrado especial importancia los tintos jóvenes, que aunque su comercialización no se encuentra muy extendida fuera del archipiélago Canario, resultan muy valorados por los consumidores de caldos de calidad.

La Isla registró hasta 2015 el mayor rendimiento de vid por hectárea pero  la producción se redujo en un 60%. Ese año factores climatológicos y enfermedades mermaron la producción hasta el punto que en localizaciones como Tamargada ( Vallehermoso)  las pérdidas sumaron el 100% de la cosecha. Desde la Bodega Insular se indica que si en la campaña de 2015 obtuvieron 50.000 kilos, en la presente los datos provisionales apuntan a que difícilmente se van a superar los 20.000.

La causa de la actual mala cosecha es la coincidencia de varios factores. Por un lado la climatología ha resultado ser especialmente adversa y a la vez en algunos puntos de la Isla se han localizado plagas como el mildiu. Lo único positivo que se extrae de este desolador panorama es la posibilidad de que se pueda dar salida a los stocks del año anterior. Eso sí, la calidad no se verá en ningún caso mermada y para ello el Consejo ha puesto en marcha los controles habituales.

Por último cabe resaltar un problema añadido a los ya citados, y es que la debacle se produce justo cuando La Gomera empieza a consolidarse en el mercado vitivinícola por la calidad reconocida desde el punto de vista académico de la forastera gomera. Una variedad única con una antigüedad de medio milenio que ha desaparecido del resto del planeta. En estos momentos se están haciendo otros estudios porque los indicios apuntan a que existen más variedades propias y originales de La Gomera.

 

 

Te puede interesar

El Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera apuesta por la accesibilidad universal del municipio

Rampas, barandillas, aparcamientos y elevadores para movilidad reducida, son algunos de los mecanismos que la …

El Área de Salud de La Gomera mantiene un encuentro de trabajo con la Asociación Española contra el Cáncer 

 La directora del Área de Salud, Xiomara Hernández, recibió este viernes a la nueva presidenta …

Translate »