Con Ángel ‘el barbero’ se van ciento cincuenta años de historias

Ángel el BarberoGOMERATODAY.- Angel Herrera, más conocido como‘angelillo el barbero’ nos decía adiós el pasado sábado, llevándose con él 150 años  de una parte de la historia de su pueblo, San Sebastián. Durante ese tiempo su barbería situada en la calle Virgen de Guadalupe en la trasera de la Iglesia de la Asunción, sirvió de punto de encuentro primero con su abuelo, luego con su padre y finalmente él mismo, regentándola hasta hace muy pocos años. Los encuentros amistosos con sus clientes se fueron apagando con los años, con el cambio de los tiempos,  “ya no acuden sino algún día que otro”, pero sentarse en su barbería era una lección de historia popular de San Sebastián.

Eran tiempos difíciles, corría el año 1935 cuando el pequeño Ángel comenzaba con 12 años ayudando a su padre en lo que con el tiempo sería su oficio, a esa edad ya cortaba el pelo, afeitaba y amolaba navajas en el negocio familiar, pero no siempre estuvo en la Gomera, durante algún tiempo probó suerte en la Cuesta y Taco, en Tenerife, siendo reclamado un tiempo después por su padre para ayudar en la economía familiar , lo que le hizo regresar a la isla. Su progenitor que también era zapatero, se encargaba de realizar arreglos, además de abastecer la despensa yendo a pescar los días festivos.

A pesar del tiempo transcurrido desde entonces, la barbería había realizado pocos cambios respecto a su formato original, situada en la parte baja de una casa antigua de dos plantas, mantenía el suelo y el mobiliario de la época en madera hecho a mano según contaba el propio ‘Angelillo’ en una entrevista realizada hace unos años a un corresponsal en la isla de la agencia EFE “ los muebles se los hizo a mi padre el carpintero Manuel Roldán, un buen maestro que los hacía sin máquinas, y los palos los prensaba en el torno y los cortaba con una sierra de mano”. En su distribución tenía algunos bancos y armarios, además de una mesa con una palangana situada en una esquina, estanterías con jabones y un perchero.

Presidía el local un gran espejo con marco plateado, bajo el que se distribuía todo tipo de utensilios como peines, brochas, maquinas de cortar el pelo, navajas, tijeras, lociones o piedras de amolar, además colgar de las paredes cuelgan varios almanaques.

Ángel aún conservaba auténticas ‘joyas’ de este oficio, como una vieja maquinilla de ‘pelar’ que era de su abuelo y que mantenía en buen estado, además de tener mil  historias que contar, quizás una de las que mejor recuerdo guardaba era aquella de haber tenido la oportunidad de afeitar en el «Cabildo viejo»,como él decía, a Manuel Fraga Iribarne en los tiempos en los que era ministro del Gobierno de Franco y visitaba la isla. El barbero la recordaba en ocasiones si se le pedían detalles de la misma mientras atendía a sus clientes en la silla principal «Norberto Méndez, que era entonces delegado del Gobierno, me dijo que no le cobrara nada al ministro, que el afeitado lo pagaba él, pero Fraga me metió 100 pesetas en el bolsillo, ¡un dineral! Si tenemos en cuenta que antes se cobraba de una a dos pesetas por el afeitado”.

Para los que le conocieron, Ángel o Angelillo el barbero seguirá estando en su local de la Virgen de Guadalupe, porque al igual que su barbería, su figura quedará en el tiempo como un personaje singular de San Sebastián.

 

 

Te puede interesar

El Cabildo inicia los trabajos de pavimentación del acceso a Los Aceviños

La Institución destina 350 mil euros a las actuaciones de asfaltado y mejora de la …

Charla del vulcanólogo Juan Carlos Carracedo este próximo sábado en Hermigua

El próximo sábado, día 21 de mayo, el vulcanólogo Juan Carlos Carracedo impartirá la charla …

Translate »