fotos

Monzón: “Mejoraremos el sistema de becas universitarias”

MonzónEl sistema de concesión de becas universitarias que se emplea en la actualidad, hace que cada año una parte de estos fondos, destinados a impulsar la igualdad de oportunidades para el acceso a la enseñanza superior queden sin ejecutar y se destinen a otros gastos de las universidades públicas de Canarias.

Por esta razón, la Consejería de Educación y Universidades ha iniciado ya un estudio, para establecer la forma más efectiva de destinar a becas el total de los 10,66 millones de euros anuales que se consignan en los presupuestos. El problema para hacerlo, según explicó la consejera del área, Soledad Monzón, en comisión parlamentaria, es que se establecen unos umbrales de renta y de rendimiento académico “que son completamente rígidos y adecuados a la partida económica disponible en cada año”.

En este sentido, Monzón reconoció que esta tarea “no es fácil de acometer”, porque cualquier modificación de las bases de la convocatoria “puede generar un efecto indeseado y que realmente no mejore el sistema”. La consejera se refería así a la propuesta de incrementar únicamente la partida dirigida al transporte aéreo, bien a través de becas o de cualquier otra acción que pudiese emprender la Consejería.

A su juicio, “no se debe actuar sobre uno sólo de los pilares del sistema de becas, sin estudiar previamente qué acción podría tener efectos más beneficiosos para el interés general.” De hecho, Monzón llegó a plantearse en la comisión parlamentaria de Educación si no será más beneficioso para los estudiantes con pocos recursos “incrementar la ayuda para pagar el alquiler todos los meses”. “Todavía no lo sabemos y es lo que estamos estudiando”-continuó.

Matrícula, residencia y por renta

En la actualidad, el sistema de becas establece tres criterios por los que obtener ayuda para estudiar en la universidad: por tener una renta baja; para abonar las tasas académicas; y por residencia, cuando se deba abandonar el hogar durante el curso. Además, cualquier estudiante que deba emplear el barco o el avión para ir a clases, recibe también una ayuda al transporte, que es mayor si se procede de una isla no capitalina, como también se es más flexible con los umbrales de renta que no se pueden superar, para los residentes en ellas.

Al ser cuestionada por medidas para reducir el coste de los billetes aéreos, la consejera señaló que su departamento “tiene en cuenta esa posibilidad en todos los contactos que mantiene con las empresas que lo prestan”, pero también apuntó que, para mejorar las posibilidades de acceso a la educación superior “tal vez es prioritario centrarnos en las otras líneas de ayuda”.

Comparación de gastos

Para explicar su afirmación y la línea de análisis que ha emprendido la Consejería, Monzón explicó la realidad del transporte entre islas para los estudiantes universitarios, en la que existen 13 rutas aéreas declaradas como Obligaciones de Servicio Público.

Estas OSP se encuentran reguladas mediante una resolución 21 de julio de 2006, publicada por el Ministerio de la Presidencia, por la que se dispone la publicación del Acuerdo del Consejo de Ministros de 2 de junio de 2006, por el que se declaran obligaciones de servicio público en rutas aéreas entre las Islas Canarias e incluye ya en el apartado 2.3.c) de su epígrafe III, que:

Las compañías estarán obligadas a establecer tarifas sociales con precios reducidos respecto de los precios de la tarifa de referencia, al menos para las siguientes categorías de pasajeros: jóvenes menores de veintidós años, para estudiantes universitarios menores de 27 años residentes en las islas no capitalinas, personas que hayan cumplido los sesenta y cinco años de edad, y equipos federados en competiciones oficiales en la Comunidad Autónoma de Canarias. Los descuentos aplicados a los precios de estas tarifas no serán inferiores al diez por ciento de los precios de la tarifa de referencia.”

Monzón expuso que, para el estudio que se pretende hacer, la Consejería se ha puesto en contacto con las empresas que operan esos vuelos y “vemos como Binter ofrece el descuento en un 80% de sus vuelos, con un porcentaje que va del 25% al 51% y válido para todo el Archipiélago, no sólo para el estudiantado de islas no capitalinas. Canaryfly también alcanza el 50% de descuento, según disponibilidad, y amplía el alcance de la reducción de precios hasta los 30 años no cumplidos.”

Para explicar la realidad actual, la consejera detalló en el Parlamento, ll que calificó como “un ejemplo representativo”. La tarifa actual para residentes en los vuelos entre Lanzarote y Tenerife, la isla donde más estudiantes lanzaroteños con beca hubo el curso pasado, es de 53 euros por trayecto, en la página web de la compañía Binter. En el miércoles de Semana Santa, fecha de elevada demanda, la tarifa disponible para universitarios era anteayer de 39,5 euros y de 31,5 la vuelta el lunes siguiente. Por lo tanto, en lugar de pagar 106 euros, los estudiantes universitarios pagan 71.

Para las islas no capitalinas, la beca de transporte entre islas es de 623 euros, por lo que los estudiantes lanzaroteños podrían costearse unos 9 viajes de ida y vuelta, en un curso que dura aproximadamente 9 meses.

Poniendo otro ejemplo en las mismas fechas, pero esta vez con Gran Canaria y con la otra compañía que opera en las islas, Canarifly, el recorrido normal de ida y vuelta asciende a 76 euros, mientras que con tarifa universitaria cuesta la mitad. Por lo tanto, los 623 euros de beca para alumnos de islas no capitalinas, permitirían más de 16 recorridos de ida y vuelta, pagando esos 38 euros por trayecto.

Una vez señalado esto, la consejera señaló que también es cierto que la beca de transporte media es incluso mayor, alcanzando los 664 euros, debido al estudiantado que estudia fuera del Archipiélago. En este caso, hemos de decir que los cálculos se hacen casi imposibles, por no estar activada una Obligación de Servicio Público, y por las enormes fluctuaciones a las que se ven sometidos los precios y que tantas veces hemos denunciado, por la enorme dificultad que suponen para la igualdad de oportunidades de toda la población de Canarias con el resto del Estado, y no sólo de la comunidad universitaria.

Monzón puntualizó que en este caso, como en el resto de control de precios del transporte aéreo, “a quien corresponde establecer mecanismos de descuento es el Ministerio de Fomento. Unos mecanismos que, por tanto, se establecen desde fuera del archipiélago”.

En este sentido, “debemos tener en cuenta que la fijación de precios que palíen la situación de ultraperificidad y, en su caso, de doble insularidad en las que vivimos los canarios y canarias, es una reivindicación generalizada, más allá del ámbito educativo y para toda la población, con el fin de que la equidad e igualdad de oportunidades de las que hablamos se den en todos los ámbitos, desde el laboral, al sanitario, el educativo, etcétera” -reivindicó la consejera.

En circunstancias como estas, Monzón puso el énfasis en que “lo que debemos hacer es determinar si verdaderamente es en el transporte aéreo en lo que debemos centrar nuestra atención o existen otras necesidades del estudiantado a las que deberíamos dar prioridad”.

La consejera sustenta su afirmación en que a día de hoy “tenemos becas, por ejemplo, de 1.500 euros para quienes han de abandonar su hogar y pagar una segunda residencia durante el curso académico. Si partimos de que los contratos de alquiler se suelen firmar a un año, este importe daría para abonar 125 euros al mes. Y, mientras existe cierta flexibilidad en el número de veces que se vuelve a casa, el alquiler hay que pagarlo todos los meses”.

Para concluir, la consejera apuntó que el año pasado hubo más de 2.500 estudiantes que no recibieron beca por motivos de renta “y quizás deberías incidir en que los recursos alcancen para todos ellos, a través de algún coeficiente de reparto del dinero que no se asigne o de otras modificaciones más profundas del propio sistema”. Lo fundamental, a su juicio, es lograr un sistema más eficiente, equitativo y “en el que se invierta hasta el último céntimo para becas en nuestros estudiantes”.

About Gomeratoday

Te puede interesar

El desafío ‘8 islas, 8 maratones. Regala vida’ recorrerá el Pirineo en bicicleta para lograr nuevos donantes de órganos, sangre y médula

Esta iniciativa comenzó en 2020 con el propósito de correr ocho maratones en las ocho islas para sensibilizar sobre la importancia de la …

El Cabildo apuesta por la innovación y la emprendeduría en la artesanía con un ‘workshop’

La Institución insular inicia este viernes unas jornadas profesionales dedicadas a proyectar la artesanía local, …

Translate »