Puntallana, entre la nostalgia y el deber

Puntallana desde una chozaGOMERATODAY.- Primer lunes de octubre, día de fiesta para los gomeros, que en gran número se trasladan desde primeras horas de la mañana hacia el santuario de su virgen de Guadalupe situada en el paraje natural de Puntallana, a unos 7 Km de la capital.

Con el paso del tiempo ya son pocos los que van a pie, a fin de cumplir con las promesas hechas, las facilidades puestas por la Cofradía desde hace algunos años incorporando guaguas para el traslado de los peregrinos y los vehículos particulares, han dejado el antiguo camino y la carretera desde la zona de las Crucitas sin apenas caminantes como antaño, entonces era costumbre ver en los alrededores de la ermita gentes venidas de Chipude, el Cercado o Igualero, que después de sobrepasar la cumbre cerca del alto de Garajonay y descender a San Sebastián, llegaban a Puntallana para postrarse a los pies de la virgen.

Fue ya hace algunos años,  cuando se dejaban de celebrar actos populares en el paraje que rodea la ermita de Guadalupe, la reconversión del lugar en diciembre de 2008 por parte de la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural (APMUN) de acuerdo con las indicaciones establecidas en el Plan Director de la Reserva Natural Especial de Puntallana, procedía a la recuperación de las zonas degradadas como consecuencia de la acción humana, restaurándose así la cubierta vegetal de la zona alterada utilizando exclusivamente especies autóctonas y llegándose a demoler un total de 58 edificaciones tipo chozas situadas en la zona de servidumbre y espacio natural protegido, que se tenían de uso privado.

Además, en la Zona de Uso Restringido categorizado como Suelo Rústico de Protección Cultural, que comprende la zona arqueológica de la plataforma se tuvo especial cuidado con los yacimientos arqueológicos existentes como los concheros.

Desde entonces, la fiesta de este día y la convocatoria mensual de cada primer domingo de mes, además de la celebración del 25 de junio se ciñe a la eucaristía y posterior procesión por las inmediaciones de la propia ermita, para finalizar con el tradicional almuerzo que de forma espontánea reúne en los rincones de sombra a los que aún añoran el ‘pasar el día en Puntallana’, mientras una gran mayoría regresa tras finalizar la procesión.

Atrás quedan años de entusiasmo e innumerables experiencias  y noches de acampada que comenzaban desde el viernes anterior, cuando grupos de todas las edades, sobre todo jóvenes, llegaban a este lugar para descansar con la salida del sol. Las reglas de participación han cambiado, y con ello el mantenimiento de un lugar especial para el gomero en la historia, pero quizás los nuevos tiempos requieren una idea aproximada del sentimiento que genera la virgen de Guadalupe en las gentes de esta tierra para que Puntallana vuelva a llenar una parte de la historia con las vivencias de los que la visitan.

About Gomeratoday

Te puede interesar

San Sebastián de La Gomera renueva su programa de puntos coincidiendo con el Black Friday

El Ayuntamiento capitalino pone en marcha ‘El Subidón’ que premia a los usuarios que mayor …

El Cabildo aprueba el proyecto de mejora del acceso a Los Almácigos, en Alajeró

La Institución insular prevé una inversión superior a los 900 mil euros en la vía …

Translate »