Cátedra Cultural José Aguiar ‘La gesta de La Gomera’

Nieves González Cámpora y Carlos Hernández BentoUn grupo de 1.525 gomeros repelió en 1743 un ataque de 350 ingleses  en una batalla que tuvo amplio eco en el Viejo Continente

Poco conocida en nuestros días pero con una amplia trascendencia a lo largo y ancho de toda Europa, fue la gesta protagonizada por 1.525 gomeros quienes en 1743 repelieron el ataque de 350 ingleses llegados en tres navíos. Un acto heroico muy parecido al que tuvo lugar en 1797 cuando los chicharreros vencieron a las tropas del contralmirante Nelson. Pero eso sí, mientras esta última gesta se recuerda año tras año en Santa Cruz, en el caso de La Gomera ha sido el investigador, Carlos Hernández Bento el que la ha sacado a la luz reflejando hasta sus más mínimos detalles en la obra 1743. La Royal Navy en Canarias.

El historiador ofreció el pasado jueves una conferencia en el marco de la Cátedra Cultural José Aguiar en el Archivo Insular que se encontraba repleto de público. La investigación de este joven gomero tiene la particularidad de que no sólo se limitó a los archivos de las islas, sino que también indagó en los de Inglaterra. Este hecho propició que surgieran novedades de unos sucesos que estaban un tanto ocultos tras la bruma de los tiempos. Por ejemplo, Hernández descubrió el retrato del militar que estuvo al frente de esta fracasa operación militar, Charles Windham en la masión familiar de Inglaterra.

Los hechos tuvieron lugar entre el 31 de mayo y el 1 de junio de aquel año y se enmarca en la política de los ingleses y franceses de intentar hacerse con el mayor número de colonias españolas y portuguesas que fuera posible. Aquellas incursiones en general supusieron un fracaso. Un ejemplo fue lo ocurrido en La Gomera que la prensa europea recogió con un amplio apoyo a los habitantes de la Isla Colombina y calificativos despectivos hacia los ingleses.

El origen de la investigación se sitúa en el mural que se encuentra en la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe en San Sebastián de La Gomera. En el mismo se puede ver el ataque de unos navíos adornados con banderas rojas, lo que despertó la curiosidad del investigador. Efectivamente se pudo comprobar que se trataba de una división de la armada inglesa encargada de interceptar las embarcaciones españolas cargadas con mercancías. Una especie de pirateo pero bendecido por el Gobierno inglés. Hernández Bento se sintió fascinado por este mural desde que era niño y al final se convirtió en la excusa para investigar los hechos allí reflejados. Así constató que a finales de aquel mes de mayo las embarcaciones fueron observadas desde la costa de Tazacorte, en La Palma. Ya el día 27 se encontraban en La Gomera donde fueron avistadas desde Chipude y Vallehermoso, con lo cual cuando se inició el ataque el día 31 de ese mes lo ingleses ya no podían contar con el factor sorpresa.

Muy al contrario 1.525 vecinos de La Gomera de entre 16 a 60 años se desplazaron hasta San Sebastián dispuestos a luchar y a defender su Isla. La batalla apenas duró un día. Primero los tres barcos se situaron en la bahía de la Villa desde donde abrieron fuego y esa misma noche enviaron un mensaje pidiendo su rendición. Sin embargo, la respuesta que recibieron por parte del religioso Diego Bueno decía: “Por mi patria, por mi Rey, por mi Ley y por mi Dios he de perder la vida. El más fuerte vencerá”. Ese mensaje luego sería traducido a las siete lenguas cultas y daría la vuelta a Europa como ejemplo de coraje frente a la agresiva política anexionista de Gran Bretaña.

El error de los ingleses fue minusvalorar el número de personas que estaban dispuestas a luchar en tierra. Por ello, cuando los invasores decidieron desembarcar se encontrar con 1.525 habitantes frente a una tropa de 350 ingleses. La batalla quedó resuelta en poco tiempo. Años después los hechos serían reflejados probablemente por José de Mesa en el mural de la iglesia de una forma no demasiado fidedigna. En ello tal vez tuvo que ver que o bien el pintor era apenas un niño en aquellos tiempos y no recordaba con exactitud lo ocurrido o que le fue transmitido de una manera distorsionada. De cualquier manera el fresco ha sido la mejor manera de inmortalizar una gesta que el investigador ha recogido luego en su obra.

About Redaccion

Te puede interesar

Curbelo lamenta que la falta de previsión del Estado haya sumido a las autonomías en un limbo jurídico

El portavoz de ASG considera oportunas las acciones del Gobierno regional para salvaguardar la salud …

Más de 100.000 euros destinados en la mejora de equipamiento e instalaciones de la Residencia La Inmaculada

Todo esto con el fin de garantizar la mejora de la calidad de vida de …

Translate »