CaixaBank lanza la pulsera Visa que permite hacer compras acercando la muñeca al datáfono

pulsera visaCaixaBank lanza por primera vez en Europa una pulsera Visa para realizar compras sin contacto en los comercios adaptados a contactless. De esta forma, los clientes de la entidad podrán llevar su tarjeta en la muñeca y realizar pagos de forma más cómoda en más de 300.000 comercios en España.

CaixaBank tiene previsto distribuir durante el verano 15.000 pulseras contactless entre los clientes con mayor utilización de su tarjeta contactless. Este lanzamiento se convierte en la mayor experiencia de Europa en el uso de un dispositivo wearable como medio de pago con Visa. Durante el segundo semestre del año, la pulsera estará disponible en toda la red de oficinas de la entidad y los clientes podrán diseñar su propia pulsera y contratarla a través de los canales habituales.

La pulsera está basada en la tecnología de pago contactless: lleva en su interior un microtag con la información encriptada de la tarjeta del cliente, protegida con las mismas garantías de seguridad que las tarjetas habituales (sistema EMV). Este chip con tecnología contactless permite conectar la pulsera con los datáfonos y realizar transacciones como si fuera una tarjeta contactless normal. Toda esta tecnología se reúne en un gadget de tamaño reducido, diseñado con cierre ajustable y materiales antialérgicos.

Comprar acercando la muñeca al datáfono

La pulsera Visa contactless, al ser elástica y ajustable, permite a los clientes utilizarla cómodamente en todas sus actividades diarias. Además, es resistente al agua y a la humedad, lo que la convierte en un medio de pago ideal para este verano. El cliente puede salir a hacer deporte o cualquier actividad al aire libre sin necesidad de preocuparse.

Además, la pulsera es una tarjeta adicional a la actual tarjeta contactless del cliente, por lo que todas las compras realizadas con ella se cargarán exactamente igual que con la actual tarjeta. Asimismo, el hecho de llevar la tarjeta en la muñeca añade condiciones de comodidad y seguridad, ya que el cliente no tendrá que quitársela para realizar pagos, haciendo más ágil el proceso de pago.

La interacción con el datáfono será muy similar a la que se realiza con tarjetas contactless, aunque lo que el cliente tendrá que aproximar al terminal será la muñeca en la que lleva el gadget. El dispositivo conectará por proximidad y realizará la transacción. Como en el pago con tarjeta contactless, en compras superiores a 20 euros, el cliente tendrá que teclear el número PIN de su tarjeta para validar la operación. Para operaciones inferiores, el cliente puede realizar la operación simplemente acercando la tarjeta al terminal del comercio.

Prensa  CaixaBank

Te puede interesar

La Agencia 22GRADOS presenta sus nuevos servicios de Asuntos Públicos: marketing institucional al servicio de las organizaciones que quieren una comunicación “transparente y eficaz” con la sociedad

La empresa líder en comunicación, marketing y publicidad se pone al servicio de la necesidad …

Turismo de Canarias desarrolla una estrategia para captar al turista ‘silver’ de larga estancia y duplicar su facturación

Yaiza Castilla presenta el plan de acción puesto en marcha bajo el concepto comunicativo ‘Date …

Translate »