Profesor Herrera Mesa » Todos los años en el mes de julio paso dos o tres semanas en San Sebastián»

luis herrera mesa 2El premiado profesor universitario de Biología, natural de La Gomera recuerda que gracias a la ayuda económica que en su día le dio el Cabildo pudo finalizar sus estudios

 El profesor universitario Luis Herrera Mesa recibirá en la próxima sesión plenaria que celebre el Cabildo el reconocimiento, felicitación y enhorabuena por una brillante carrera que le ha hecho merecedor de premios como la Cruz de la Orden de Mérito de la República Federal de Alemania que está en manos de muy pocas personalidades de todo el mundo. Herrera Mesa es un apasionado de la figura del investigador alemán Alexander von Humboldt y admite que la naturaleza de La Gomera fue uno de los alicientes para dedicar su vida al estudio de la biología. Especialmente interesado se muestra por las investigaciones sobre el lagarto gigante o por el Parque Garajonay hasta el punto de que su lección de inicio de curso girará entorno al medio ambiente de la Isla. Cada año vuelve a La Gomera y desde esta perspectiva ha sido testigo de como se ha desarrollado y progresado su lugar de nacimiento durante este tiempo.

 P: El presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo Curbelo ha presentado una propuesta para que el pleno adopte un acuerdo institucional de reconocimiento a su labor. Creo además que sería la segunda vez en la que el Cabildo le otorga un premio.

 R: En el año 1972 aprobaron la concesión de una ayuda económica para que pudiera iniciar el doctorado en la Península.

 P: ¿Qué recuerdos guarda usted de los años que pasó en La Gomera durante su infancia y juventud?.

 R: Cada año paso dos o tres semanas en La Gomera. En mi Isla hice la educación primaria y secundaria y después ya pasé a la Universidad de La Laguna donde hice la carrera y luego con esa ayuda del Cabildo pude desplazarme a la Península para hacer el doctorado que acabé en 1975. Después he pasado varias temporadas en Alemania, donde me dieron el premio de investigación Humboldt. En España fundamos una asociación entorno a la figura de este científico. Ahora me han concedido la Cruz de la Orden de Mérito de la República Federal de Alemania el pasado 12 de junio.

 P: Un premio que por lo visto ha recibido muy poca gente. Un reconocimiento bastante exclusivo.

 R: Sí, es cierto. Hasta ahora se lo han dado a su santidad Benedicto XVI o a la Reina Isabel II. Tiene un ámbito internacional.

 P: ¿Cómo definiría usted sus estudios?. ¿Qué cree que le ha hecho merecedor de tantos y tan importantes reconocimientos?.

 R: Yo hice mi licenciatura y doctorado en Biología y la cátedra en Zoología. He estado como profesor en la Universidad Autónoma de Madrid, también en Alemania y prácticamente toda mi actividad docente e investigadora la he desarrollado en la Universidad de Navarra como catedrático de Zoología. Aquí he sido director de estudios, decano o vicerector entre 1992 y 2001. Mi currículum es muy extenso pero por ejemplo he elaborado un sistema de clasificación numérica para la conservación de las especies para su archivo en los museos. El premio Humboldt me lo dieron por la investigación aplicada al conocimiento de un ecosistema acuático. He recibido reconocimientos como el de profesor honorario de algunas universidades. Mis investigaciones están plasmadas en muchos proyectos y publicaciones. Quizás sea por mi edad pero mi currículum abarca ya más de noventa páginas.

 P: ¿Su vinculación con Humboldt tiene algo que ver con los viajes que este investigador realizó a las Islas Canarias y más concretamente a Tenerife?

 R: Sí, sin duda. En La Orotava existe el mirador de Humboldt en la carretera vieja. Él escribió una obra colosal que se llama Cosmos. En 1799 pasó por Canarias y concretamente por Tenerife donde se alojó en el Puerto de la Cruz. El viaje está perfectamente documentado. Subió al Teide e hizo un inventario de todas las especies que habitan en la Isla desde el nivel del mar hasta el Valle de Ucanca. En 1999 hicimos un encuentro de humbodltianos en el Puerto de la Cruz para rememorar el segundo centenario de su paso por Canarias.

 P: ¿Qué le parece el acuerdo institucional que ha propuesto el presidente del Cabildo para reconocer su labor investigadora?.

 R: Por supuesto que lo agradezco. Supongo que ya me comunicará el Cabildo lo que crea conveniente. Todos los años en el mes de julio paso dos o tres semanas en San Sebastián. Voy siempre encantado a La Gomera. Al fin y al cabo es donde nací. Parece que la semilla que plantó el Cabildo hace ahora 42 años ha dado un poquillo sus frutos. Todavía tengo guardado aquel acuerdo.

 P: ¿Usted cree que sin esa ayuda no hubiese llegado a donde está hoy?.

 R: Bueno a mi me ofrecieron entonces quedarme en la Isla, incluso dar clases en el colegio universitario de Las Palmas, porque entonces no existía allí una universidad. El Instituto Oceanográfico quería instalarse en La Gomera y me ofrecieron llevarlo. Pero lo cierto es que yo tenía ilusión por salir un poco de las Islas y formarme en el exterior, aunque luego regresara. Evidentemente aquella ayuda que me dio el Cabildo fue muy importante para que pudiera hacer mi doctorado en la Península.

 P: ¿Cómo ha visto el desarrollo de la Isla durante todos estos años?

 R: Evidentemente a mejor. Cuando yo salí de La Gomera en 1972 todavía no había ferry con Los Cristianos. Llegó dos años después y creo que ha sido un factor de desarrollo importantísimo. Pero también lo han sido las carreteras, la ampliación del puerto… La Isla, indudablemente, ha ido para adelante y ha mejorado en casi todos los aspectos.

 P: ¿De qué manera puede haber influido la naturaleza de La Gomera en su vocación por la biología?.

 R: La verdad es que me he centrado más bien en estudiar ecosistemas de Alemania y de la Península pero este año en la lección de apertura del curso que tendrá lugar el 12 septiembre en el Aula Magna voy a dedicarle una atención especial al Parque de Garajonay. Al ser La Gomera declarada Reserva Mundial de la Biosfera me parece importante hacer una referencia especial a mi querida Isla y a toda la biodiversidad que existe con una cantidad de endemismos impresionante. Contamos con una riqueza insospechada por la cantidad de especies que existen. Por ejemplo, sigo con interés el desarrollo del programa de investigación y conservación del lagarto gigante, porque me parece de gran interés. No me he especializado en la biodiversidad de La Gomera pero sí voy a realizar una mención especial a la declaración de la Isla como Reserva de la Biosfera en la apertura del próximo curso.

 Prensa Cabildo Insular de la Gomera

About Gomeratoday

Te puede interesar

El Cabildo incrementará las cuantías de las becas a estudiantes para el próximo curso

Curbelo anuncia un refuerzo de las líneas de apoyo a este colectivo al que se …

«Los del norte» por Benjamín Trujillo

Salvo en contados lugares del planeta, hablar del norte es hablar de mayor riqueza, de …

Translate »