Puntualizaciones sobre el artículo de La Gomera Se Mueve ”músicos de percusión y cuerda” (por Jaime Centurión)

Jaime CenturiónEn el fondo puedo estar de acuerdo con parte del artículo. Sin embargo, sí quisiera puntualizar algo sobre ‘Casa La Familia’, sin el más mínimo ánimo de polemizar.

Conste que no soy un asiduo de este lugar pero sí que he podido visitarlo en diferentes ocasiones. A mí, particularmente, me parece una apuesta, cuando menos, interesante. Me explico. Hace siglos que venimos pidiendo un espacio en el Valle donde tengan cabida las diferentes corrientes musicales que por aquí circulan y que no son pocas. (Una especie de La Roseta, aquella reformada nave de empaquetado en el término de Alajeró, que llegó a ser un referente para mucha gente involucrada en la cultura de esta bendita isla).

Ya se sabe que en Valle Gran Rey hay mucho músico de paso y muchos autóctonos que, por desgracia, se ven obligados, como mal menor, a tocar por fuera de los tres o cuatro bares en los que se puede disfrutar de música en directo debido a las normativas de seguridad vigentes. Sinceramente, es deprimente y una falta de consideración y respeto total para con este gremio que nos alegra la vida.

No deja de ser curioso, pues, que tenga que ser Casa La Familia el ÚNICO espacio abierto donde, de alguna manera, todos los artistas de cualquier índole sean bienvenidos. Además, dado su emplazamiento, es un sitio bastante idóneo para este tipo de eventos. No me parece justo culpar a esta Casa de todos los desaguisados que una decena de individuos (que los hay en todos lados, faltos de la más mínima sensibilidad), puedan ocasionar. Al final, como siempre, pagarán justos por pecadores. No se pueden meter en el mismo saco a músicos, artesanos y personas normales con tendencias alternativas junto con los desaliñados, acosadores (?), neohippies y demás fanfarria circulante.

Sí puedo entender que parte de la población se sienta incómoda ante la presencia de algunos de estos personajes y me parece bien que haya una llamada al respeto por parte de las autoridades competentes, pero, a mí, sin embargo, en la Plaza de San Pedro, por ejemplo, me incomoda muchísimo más la vista del motroco en forma de edificio marrón que nos endilgaron detrás de la Ermita, ahí, sin más, matándonos para siempre la preciosa vista desde la playa a El Entullo y viceversa. (¿Nadie protesta por esto? ¿Qué es ese paisaje de por vida comparado con la ropa tendida un día por el/la listillo/a de turno?) Por no hablar del campo después de la batalla que parece el estado del solar de Borbalán o, sin ir más lejos, de la inexistencia de una mísera papelera en todo el barrio de Vueltas o, ¿continuamos?, del lamentable estado de nuestra avenida marítima que parece un concesionario (segunda mano) de hormigoneras, camiones, containers, retroexcavadoras y cacharrerías varias, ¿seguimos?, del impresentable despilfarro lumínico nocturno, ¿más?, de la fragancia embriagadora que nos seduce en más de una esquina con sus delicados aromas de alcantarilla abierta. Etcétera. De todo esto, me pregunto, tienen también culpa la Casa, los desaliñados, acosadores (?) y neohippies? (Por cierto, ¿en qué consiste eso de ser un neohippie?)

Se podrá estar más o menos de acuerdo con la forma en que se gestiona éste lugar, pero la idea, pienso, es buena. Y necesaria.

Mientras tanto, seguiremos aquí, al pie del cañón, esperando otros quince años más por nuestro anhelado Centro Social y Cultural, al que espero no tengamos que acudir en su día vestiditos de chaqueta y corbata para no herir sensibilidades.

Jaime Centurión

 

About Gomeratoday

Gomeratoday

Te puede interesar

¿Democracia sí o Democracia no? Por Ignacio Darias

Constitución Española de 1978: PREÁMBULO:…,-Establecer una sociedad democrática avanzada, y colaborar en el fortalecimiento de …

“Empleo para los jóvenes” por Casimiro Curbelo

Casimiro Curbelo Diputado autonómico y presidente del Cabildo de La Gomera Hemos comentado en pasadas …