La Asociación de vecinos la Mérica cree que las promociones de la Gomera deben realizarse con mayor rigor

asociacion la mérica VGRRecién finalizada la Feria de Turismo FITUR y viendo que los políticos gomeros han vuelto un año más a mostrar su interés por asistir, desde la AVV La Mérica queremos plantear una serie de preguntas y reflexiones a la ciudadanía en general.

Entendemos que las distintas administraciones apuestan por asistir a estas ferias con el objetivo de dar a conocer la oferta turística de sus territorios. Hasta aquí nada que objetar, pero en cuanto se analiza quiénes van a estas ferias, la cosa empieza a oscurecerse. A pesar de la profunda crisis socioeconómica que vivimos, los gobernantes parecen no entender que cada euro que sale de las arcas públicas debiera ser mirado con lupa y con el fin degenerar riqueza y desarrollo para sus territorios.

Entenderíamos que a las ferias asistieran profesionales del turismo y del marketing  turístico, y no políticos que, a pesar de sus ganas y sus buenas intenciones, no hacen mucho más que figurar, en el mejor de los casos, y en algunos, ya extremos, ser perjudiciales.

Sea como sea, en ocasiones parece que FITUR, más que una feria turística, es una feria de promoción política. Alcaldes, concejales, presidentes de Cabildos, altos cargos del gobierno de Canarias, senadores… todos se pegan sus viajes a Madrid con todos gastos pagados (¡y a saber las dietas!) con la excusa de “promocionar” sus municipios e islas. Decenas de miles de euros invertidos en viajes, hoteles, comidas, desplazamientos, para que nuestros gobernantes se saquen una foto, hagan una entrevista, se peguen sus fiestas y todo a costa de los dineros públicos.

Si alguien les pregunta a algunos de estos señores por la feria dirán con cara decansancio que ha sido muy fructífera, pero si se analizan con cordura los motivos para que los turistas decidan escoger un destino en particular, se puede concluir que los políticos van a FITUR para salir en los medios de comunicación o hacerle la venia al Príncipe o cualquier otra autoridad de más rango.

En primer lugar, nuestros clientes vienen si su economía se lo permite: si los españoles de clase media malamente llegamos a fin de mes, no vamos a viajar por mucho que lo diga un concejal. Si finalmente nuestros clientes deciden salir de viaje, el destino que escogen no está vinculado a quién visitó FITUR, sino a las ofertas que tiene en la agencia de viajes, en Internet o donde sea. Y esas ofertas las crean los empresarios del sector, los hoteleros y los mayoristas, y las crean según su situación de mercado, no según lo que los políticos hayan dicho o hecho en FITUR. Una feria de este tipo, por no ser, ni siquiera es un buen lugar para hacer promoción, ya que, debido a la absoluta saturación de mensajes que allí se dan, convierte en inútil lo que se intenta comunicar.

Lo que pasa es que los medios de comunicación han creado y sostienen el razonamiento de que alguien que sea sensible con el turismo no puede fallar en las ferias, y por eso se organizan estos saraos pintorescos en los que los gobernantes quieren demostrarnos que ellos son los más preocupados, los más entregados, los que más sufren por nosotros.
Puede que esto a veces sea cierto, pero hay maneras más efectivas de demostrarlo. En el caso de La Gomera o de Valle Gran Rey, a nuestro entender, sería mucho más efectivo emplear esos dineros en generar buenos materiales promocionales o en estudios técnicos que fundamenten la estrategia a seguir en el campo turístico, en mejorar las
desfasadas y bastante mejorables webs turísticas, o simplemente (que no es poco) mejorar la situación estética y medioambiental de nuestro pueblo y de nuestra isla, o poner en funcionamiento la ristra de obras e infraestructuras públicas, cerradas, inacabadas e inútiles.
No podemos dejar de preguntarnos qué imágenes emblemáticas de nuestro entorno se llevaron a esta feria: ¿los solares abandonados y convertidos en vertederos, permitidos por las administraciones, en una de las zonas comerciales y en plena línea litoral? ¿las montañas de escombros del Altito en Valle Gran Rey o del Langrero en San Sebastián?; ¿la desembocadura del barranco de Valle Gran Rey con turistas cruzando a saltos entre bloques y piedras durante las últimas lluvias?; ¿un puerto inacabado y vallado como el de Vueltas?; ¿quizá se promocionó nuestro deficitario servicio de taxis por decisiones políticas?; ¿tal vez las casas en ruinas tras el incendio que esperan por las cacareadas ayudas?; ¿acaso se promocionó como modelo turístico alternativo a implantar el que se produce en la “Casa de la Familia”?

Probablemente nadie contestará a estas preguntas, pero creemos que alguien debe plantear públicamente que con este tipo de comportamientos de hacer las cosas porque siempre se han hecho así o porque es lo que toca lo único que se consigue es gastar dinero inútilmente. ¿Promoción? Sí, la que quieran, pero con cabeza y con criterios: un poco de sentido común no vendría mal en estas épocas ajustes, recortes y austeridad que es lo que nos exigen e imponen a la ciudadanía.

Prensa Asociación de Vecinos la Mérica de Valle Gran Rey

About Gomeratoday

Gomeratoday

Te puede interesar

Vallehermoso avanza en la implantación de la tecnología ‘led’ en el municipio

El Consistorio adjudica doscientas nuevas unidades en las zonas de Chipude y el Cercado El …

“Historia viva” de Alexis García, primer premio del Concurso de Fotografía Temática sobre el Silbo Gomero

Delia Quintana resultaba ganadora del segundo premio con su obra denominada “Silbador gomero” Un total …