La Catedral de la Laguna abre sus puertas después de 12 largos años

catedral inauguracionA mediodía de este 25 de enero ha tenido lugar el acto institucional de finalización de las obras de reposición de las cubiertas de la Catedral. En el interior del templo estuvieron presentes el Obispo, Bernardo Álvarez, el Presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, el Ministro de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de España, José Ignacio Wert, el presidente del Cabildo Insular de Tenerife, Carlos Alonso, el Alcalde de La Laguna, Fernando Clavijo, la Delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento, así como un gran número de autoridades civiles, militares, miembros del clero y representantes de instituciones y asociaciones.

En su intervención el Obispo de la diócesis Bernardo Álvarez recordaba palabras del Papa Benedicto XVI, al decir que “las catedrales son lugares de vida, donde nos sentimos en casa. En ellas encontramos a Dios y nos encontramos los unos con los otros”. En la catedral, más allá de la apariencia y la estética, es necesario “ver lo que no se ve”.

Por otro lado,  resumió el camino recorrido, “12 años no exentos de grandes dificultades técnicas y económicas”. Mientras las cuestiones técnicas han sido solventadas, las económicas solo lo han sido en parte. “Nos queda aún un gran esfuerzo que realizar para cubrir totalmente los gastos, tras lo cual especificaba detalles económicos de la obra. “Desde que se comenzaron los estudios sobre el estado de la Catedral, se han invertido 15.327.000 euros. De ellos, hasta el presente, la Administración del Estado, a través de distintos ministerios, ha aportado 8.227.000 Euros; Cabildo de Tenerife y Ayuntamiento de La Laguna, 1.200.000. Quedan pendientes de pago 5.900.000 Euros, de los cuales 3.550.000 Euros corresponden al Ministerio de Cultura conforme al convenio firmado el año 2010. El resto, 2.350.000 Euros, tenemos que seguirlo buscando y para lo cual esperamos contar con las aportaciones de los fieles en general, así como con el apoyo del Gobierno de Canarias y otras entidades públicas y privadas”

Por su parte el ministro Wert ha indicado que desde 2002, cuando comenzaron los trabajos, el Estado, “al margen del color político del Gobierno, ha mantenido un serio compromiso institucional con lo que esta catedral representa” y ha dado por bien empleada toda la inversión en “esta maravilla”.

Construida en la antigua capital de la isla, La Laguna, cuyo casco histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1999, la Catedral tuvo que cerrarse, cubrirse de mallas y apuntalarse en 2002 debido a desprendimientos en su cubierta. Para solucionar este problema, se demolieron su cúpula y bóvedas y las reemplazaron por otras siguiendo la estética original, ha explicado el doctor en Historia del Arte Juan Alejandro Lorenzo.

El especialista ha indicado que este templo es la primera construcción de grandes dimensiones fabricada con hormigón armado en España, un material hoy en día en auge.

En esta catedral reposan los restos de Alonso Fernández de Lugo, conquistador de la isla apodado “El Adelantado” y quien le ha dado a La Laguna el apodo de “la ciudad de los adelantados”. Levantada sobre la antigua iglesia de Nuestra Señora de los Remedios, pasó a ser catedral en 1819, con la creación del Obispado de Tenerife, ha detallado el historiador del arte.

En 1897, el edificio, que tenía problemas de estabilidad en las cubiertas, fue finalmente derribado, conservándose la fachada principal de estilo neoclásico, construida siguiendo el diseño de la catedral de Pamplona; y el edificio de las salas capitulares.

La obra actual, inaugurada en 1913, es de estilo neogótico, con bóvedas de crucería, según planos del ingeniero José Rodrigo de Vallabriga, que respetó íntegramente la fachada principal neoclásica.

Un espléndido púlpito de mármol del escultor genovés Pascuale Bocciardo; y un tabernáculo del canario José Luján, son algunas de las obras que alberga la catedral, a cuya reapertura ha asistido este sábado el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, en un acto celebrado con motivo de la finalización de su rehabilitación.

El templo también acoge un gran lienzo con el tema “Las Ánimas del Purgatorio”, del pintor canario Cristóbal Hernández de Quintana; y un cuadro de la Santa Cena, obra de Juan de Miranda. No obstante, la joya pictórica de este templo son las antiguas tablas del retablo mayor, llegadas a Tenerife a principios del siglo XVII y atribuidas a Hendrick Van Balen, maestro de Van Dyck.

Entre las tallas, el experto ha destacado la imagen de “Nuestra Señora de La Luz”, notable importación peninsular de mediados del siglo XVI. Asimismo, figura el monumental “Cristo atado a la columna”, llegado de Génova en 1756 y atribuido a Pietro Galleano, discípulo del famoso escultor Antón María Maragliano.

Sobre el apartado económico, fuentes del Obispado de Tenerife han informado que la última rehabilitación de la catedral ha costado unos 15 millones de euros, presupuesto que, en su mayor parte, ha ido a parar a la reposición de la cubierta, lo que ha costado en torno a 8 millones.

 

About Gomeratoday

Gomeratoday

Te puede interesar

Vallehermoso acoge este viernes la presentación del nuevo libro de Montserrat Cano

Será a partir de las 19.00 horas en la Casa de La Cultura Pedro García …

La Parranda Chigadá, actuará este fin de semana, en Puerto del Rosario, Fuerteventura

La Parranda Chigadá de La Gomera, se traslada a Fuerteventura, para participar el sábado 23 …