A vueltas con el inconcluso segundo pescante de Hermigua (por Pablo Jerez)

pablo jerezVaya por delante que la misma cordialidad que el señor Santos Medina me tiene se la tengo yo a él. Generalmente no suelo entrar a responder ningún artículo de opinión, ya que considero que ésta debe ser libre y, por tanto, personal. Pero en este caso, por alusiones directas hacia mi persona, me veo en la obligación ética de contestar; eso sí, lo haré con argumentos.

En el día de hoy el concejal del ayuntamiento de Hermigua Óscar Santos Medina escribe un artículo sobre el pescante en el que se hace eco de una opinión mía y me tacha de, textualmente, “tratar interesadamente de oponerse a la construcción de una Pasarela- Mirador, en los cuatro prismas de las Goteras, que nunca llegó a funcionar, pero que los propietarios del Pescante, por su mejor orientación, proyectaron construir y que usted como historiador,  de sobra conoce”. Bien, vayamos por partes. ¿De manera interesada? Creo que mi opinión es como profesional de la materia, como historiador del arte, como conocedor del patrimonio histórico-artístico de Hermigua. Única y exclusivamente. No veo de qué manera interesada es la que usted expone en el escrito.

Seguidamente me expone como argumento una comparación entre la Sagrada Familia de Gaudí y el segundo pescante de Hermigua. La verdad es que, como comparación, no le veo símil alguno. Primeramente porque el proyecto Gaudiano se continúa ejecutando siguiendo los planos que el maestro modernista legó de manera fiel, con sus 18  torres, pero sin intervenciones en el diseño original. En cuanto al pescante, no hablamos de un seguimiento de los planos originales de la obra, que supongo que habrán consultado en el archivo histórico provincial de Santa Cruz de Tenerife, sino de una recreación con otros materiales y un volado diferentes, con lo cual, la comparación sobra.

Me llama la atención que tilde mis argumentos de infantiles cuando sigo sin ver cuáles son los argumentos con los que se opone a mi opinión personal y profesional. Pero pueriles y hasta ridículos, diría, me parece que mezcle mi opinión como historiador con el hecho de ser el editor de un medio de comunicación. No entiendo muy bien la relación en este caso. Es como si usted, que trabaja en el sector eléctrico, escribiera su opinión personal acerca de las energías renovables en Hermigua y yo le criticara con un plan de empleo o por un acceso de una pista a un barrio por el mero hecho de ser concejal. Es ilógico y habla de una carencia de argumentos en su artículo sobre los que no voy a entrar, porque no creo que sea el fondo de la cuestión.

Mezclar mi opinión como profesional del patrimonio –y creo que conocedor de la historia de Hermigua, baste recordar que su ayuntamiento ha editado tres libros sobre patrimonio del municipio que he coordinado yo mismo, y que agradezco- con la de editor de un medio al que ataca por el mero hecho de, según usted, ser parcial, es ridículo. Nunca he escondido mis ideas ni la línea editorial del medio, y aún así, no descalifico a nadie. Aún estoy por ver cuáles son esos artículos que señala en los que yo ataco a Hermigua. Solamente le recuerdo que, al igual que ocurre con otro medio de comunicación insular, el gabinete de prensa de su consistorio no me remite las notas de prensa. Con lo cual, creo que poco más me queda decir, porque creo que si mis argumentos son infantiles –la historia debe serlo, al parecer-, confundir mi opinión y mezclarlo con el medio que edito es, cuanto menos, pueril.

Como ya le dije, yo no entro en descalificaciones personales ni desacredito a nadie, pues cada uno lo hace sólo. A mí me enseñaron que las opiniones se mantienen con educación, respeto y argumentos. Y eso creo que hice y eso seguiré haciendo. Mantengo firme mi postura contra lo que considero un atentado al patrimonio.

Una última cosa: me inquieta que algunos se llenen la boca hablando de que La Gomera necesita nuevas formas de gobernar y hacer las cosas, y en cuanto una opinión difiere, se pase al ataque contra la persona.

Nada más. Doy por zanjada esta estéril contrarréplica.

Pablo Jerez Sabater

Historiador del Arte

About Gomeratoday

Gomeratoday

Te puede interesar

¿Democracia sí o Democracia no? Por Ignacio Darias

Constitución Española de 1978: PREÁMBULO:…,-Establecer una sociedad democrática avanzada, y colaborar en el fortalecimiento de …

“Empleo para los jóvenes” por Casimiro Curbelo

Casimiro Curbelo Diputado autonómico y presidente del Cabildo de La Gomera Hemos comentado en pasadas …