Mamá, ¿de verdad los Reyes Magos Vienen de Oriente?

niña emocionadaLas navidades son unas fechas de gran alegría… sobre todo para los pequeños de la casa. Con gran ilusión se esmeran en poner la estrella en lo alto del árbol de Navidad, en colocar las figuras del Belén, en tocar la pandereta y cantar villancicos en la función del colegio y, como no, en escribir la carta a Reyes Magos…

Después de la emoción de ver la cabalgata de Reyes, sus carrozas, recoger caramelos… en casa entran las prisas por poner unos duces para los Reyes Magos, comida para los camellos y colocar loszapatos para que dejen allí los regalos.

Aunque es una época de gran disfrute también para los padres, al ver y compartir la emoción de sus pequeños, siempre llega un día en que todo cambia. «Papá, mamá, ¿quiénes son los Reyes Magos?, ¿de verdad que vienen de Oriente?, ¿cómo pueden llevar en una sola noche juguetes a todos los niños del mundo?, y los camellos, ¿cómo entran en el salón?»

El secreto de los Reyes Magos se descubre antes o después, pero… ¿qué hacemos ante las preguntas curiosas de los niños?

Según Ana Roa, psicopedagoga miembro del consejo asesor de Nascia, no es aconsejable desvelar a los niños este secreto mientras se encuentran en una etapa evolutiva temprana y no pueden entender todo lo que rodea a «este misterio». Más allá de los regalos, los Reyes Magos representan una tradición cultural o religiosa llena de emociones, magia e ilusiones.

Sin embargo, cuando la información sea demandada muy insistentemente, recomienda contar lo que sabemos con mucho tacto, y de manera que el niño entienda las explicaciones.

Entre los 8 y los 11 años los niños quieren descubrir el misterio

El mejor momento para hablar depende de cada caso. «A veces suelen preguntarlo como consecuencia de comentarios que han escuchado a sus compañeros del colegio o quizá porque se plantean escenas que no tienen cabida en la realidad… “¿cómo van a pasar los camellos por la ventana?”. Sobre los seis, siete u ocho años empiezan a estar preparados para comprender que los Reyes Magos son “reales”; pero debemos ser flexibles, en esta etapa comienza a desarrollarse el pensamiento abstracto y dependerá de cada niño en particular. Entre los 8 y los 11 años es la franja más habitual para descubrirlo».

El aterrizaje real debe ser suave, respetuoso con la tradición y estar acompañado de complicidad entre los padres y los hijos en todo momento. Ana Roa considera que una buena opción es decirles «¿quieres que te cuente una historia que explica este secreto?, mis padres me la contaron a mí y ahora quiero contártela yo a ti…».

Otra sugerencia como ejemplo puede ser: cuando el Niño Jesús nació, los Reyes Magos de Oriente se acercaron con sus pajes guiados por una estrella y le llevaron regalos. El niño Jesús se puso muy contento, que los Reyes pensaron que todos los niños del mundo también serían muy felices así. De esta manera los papás y los familiares de los niños se convierten en pajes de los Reyes Magos y se encargan de regalar en esa noche tan mágica».

Mónica Manrique, psicoterapéuta y formadora, apunta que el descubrimiento» es mejor enfocarlo desde lo que ganan, en lugar de desde lo que pierden. «Podemos pensar que ellos pierden la ilusión y la inocencia de la infancia y que nosotros perdemos a nuestros “pequeños”. Pero será mejor transmitirles que se hacen mayores y ganan madurez, pidiéndoles colaboración para seguir manteniendo la ilusión en los que vienen detrás. Puede que el niño sienta cierta frustración en un primer momento, pero pronto se sentirá cómodo en su nuevo rol».

Laura Peraita/ABC.es

About Gomeratoday

Gomeratoday

Te puede interesar

El Diputado del Común pide informes a Sanidad acerca de derecho a la intimidad y retraso en listas de espera

La jurista Isabel Aguilar, quien reconociera su situación de salud públicamente Tras haber atravesado tiempo …

La Gomera reduce su tasa de desempleo en un 46,4% en los ocho primeros meses del año

La creación de contratos también es positiva con una variación anual del 69,25% Todos los …