El cobro de nóminas y recibos de febrero pendiente de cambiar las cuentas bancarias

codigo_ibanSegún informa el digital del periódico ABC , al código de 20 dígitos de las cuentas corrientes españolas, conocido como código cuenta cliente (CCC), se le añadirán cuatro más para adaptarlo al nuevo estándar europeo (IBAN). Hace ya años que esa numeración aparece en las libretas de ahorro, en los recibos bancarios y en la banca electrónica. Pero en menos de tres meses será obligatorio, invalidando la vieja referencia. Empresas, asociaciones de vecinos, colegios, clubes deportivos y en definitiva todas las instituciones y ciudadanos que para entonces no hayan hecho esa migración sufrirán ese mes retrasos en el pago y cobro de nóminas y recibos domiciliados.

Tras casi una década de diseño y preparativos, las autoridades comunitarias pondrán en marcha el próximo 1 de febrero de 2014 la zona única de pagos en euros (SEPA, por sus siglas en inglés), quepermitirá operar en los 28 países de la Unión Europea más Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega y Suiza con una única cuenta. Para hacerlo posible, se cambiará el código CCC de todas las cuentas por el nuevo indentificador IBAN. Sin él, las empresas no podrán pagar la nómina a sus trabajadores, las compañías de luz o teléfono domiciliar los recibos a sus clientes y los colegios y las comunidades de vecinos no percibirán las cuotas de propietarios e inquilinos.

«Quedan 90 días y no hay plan B», alertan técnicos del Banco de España, que ha iniciado una campaña para dar a conocer las novedades e implicaciones del nuevo sistema y cómo adaptarse a él. El nuevo código mantiene los 20 dígitos del anterior, pero antepone otro cuatro: los dos primeros es el código del país (ES, en el caso de España) y un dígito de control formado por dos cifras (ver imagen).

Los cajeros de las entidades y los datáfonos de los comercios ya están preparados para dar el salto. Y las grandes compañías y operadores ya han actualizado las cuentas de todos sus empleados, clientes y proveedores, con una conversión automática informatizada o externalizando la operación. Les resulta mucho más barato que enviar una carta a cada empleado y cliente preguntándoles por su IBAN. Así, parece poco probable que en febrero del próximo año se extravíe la domiciliación de los recibos de sus usuarios o el pago a sus trabajadores.

Pese a ello, sólo el 55,3% de las transferencias bancarias que se hacen a día de hoy en España son compatibles con el nuevo sistema y únicamente el 0,24% de las domiciliaciones bancarias o adeudos se hacen bajo el código IBAN, cuando la media europea es del 6,84%, según datos del supervisor.

Las pymes aún no están preparadas

La razón de esa lenta implantación en nuestro país de la zona única de pagos está en las pymes. El desconocimiento de la existencia y la operatividad del nuevo sistema entre las pequeñas y medianas empresas, sobre todo en el caso de las de menor tamaño, es todavía elevado. «El 25% no tienen un plan de migración, por lo que hay el temor de que se produzca una avalancha de peticiones en el último momento», explica el director de productos de empresa para EMEA de Deutsche Bank, José María Buey.

«Es lo que nos preocupa, porque no tienen toda la información que supone el cambio y no se están preparando», admiten desde el Banco de España, advirtiendo de que si una empresa deja esta tarea para el último día se puede producir un «cuello de botella» y en febrero no podrá pagar ni cobrar.

¿Cómo hacer el cambio?

Las empresas más pequeñas y con menos cuentas a las que ingresar o adeudar cantidades podrían hacer esa conversión por su propia cuenta, mediante un algoritmo matemático que se facilita en la web de la SEPA, o solicitándolo en su oficina bancaria.

Si no hace esa conversión por su cuenta, deberá preguntar a sus empleados por su código IBAN para actualizarlo y que el trabajador reciba sin retrasos inesperados la nómina. Al particular le basta con solicitar el nuevo número a su entidad, o consultarlo en su libreta, en un extracto bancario o a través de la banca electrónica, donde aparece desde hace años.

El ciudadano notará también la puesta en marcha de la zona única en los recibos que le lleguen a su buzón, por ejemplo el del seguro del coche. Entre otros cambios, el nuevo sistema limita los caracteres de los que dispone el emisor —la aseguradora— para explicar el cargo. Así, las compañías tendrán que ingeniar nuevas formas para detallar el contenido de esas cartas.

Impulso a la internacionalización

La creación de la zona única de pagos en euros es una consecuencia lógica de la creación de la moneda única y permite realizar cualquier operación bancaria —transferencias, adeudos— en cualquier país de la Unión con una única cuenta, en contra de lo que sucede actualmente. Incluso se podrá abrir una cuenta corriente en una entidad de otro país y operar con ella en España.

Entre las ventajas que ofrece este nuevo proceso de unión, las autoridades señalan que facilitará el acceso a mercados de otros países de las pymes, favoreciendo su internacionalización, al no tener que operar con diferentes cuentas ni tratar con bancos extranjeros. De esta posibilidad, y aunque durante un tiempo seguirán existiendo algunas barreras nacionales, también se están beneficiando ya algunas grandes compañías: según Buey, muchas corporaciones están planteándose ya crear factorías centralizadas de pagos y cobros en un único país.

Moncho Veloso/ABC.es

About Gomeratoday

Gomeratoday

Te puede interesar

El de la Gomera, el Cabildo que menor tiempo de demora utiliza para pagar a sus proveedores

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos ATA ha realizado un nuevo informe sobre …

Empleados de las bolsas de empleo del Cabildo en Vallehermoso, Alajeró y San Sebastián formalizaron hoy sus contratos

El Cabildo de La Gomera refuerza de este modo las actuaciones en carreteras, infraestructuras públicas …