La Bajada no es ningún juego, por Erasmo Chinea Correa

chacaras y tambore vgrEn la mayoría de las ocasiones, las fiestas constituyen el momento propicio para representar los aspectos culturales más significativos del lugar. De esta manera, los Corazones de Tejina, la fiesta de La Rama o la Bajada de la Virgen de Los Reyes son, entre muchas otras cosas, manifestaciones de la cultura popular. Y la modificación de las tradiciones sería el inicio del fin. Con más razón si lo que se busca es un fin comercial, publicitario o propagandístico. De esta manera, a nadie se le ocurriría convocar a la gente para que realice el mayor número de corazones de Tejina, o plantear que a la fiesta de La Rama se lleven, exclusivamente, hojas de ñamera.

No obstante, la Televisión Canaria, en su afán por hacer un “seguimiento exhaustivo” de las fiestas patronales de La Gomera, ha planteado el traslado de la Virgen de Guadalupe hasta la playa de La Villa como si fuera un juguete. Para su puesta en marcha, según ellos mismos relatan, se ha contado con el apoyo del consistorio capitalino. Sin conocer la idiosincrasia gomera, el medio de comunicación se ha lanzado a convocar al mayor número posible de chácaras y tambores para recibir a la “Gomerita de Puntallana”.

Un amplio sector de folcloristas gomeros ha mostrado su malestar ante semejante campaña porque, expresan, que resultaría bastante difícil armonizar una cantidad tan alta de tambores y chácaras como manejan los organizadores ya que, según sus datos, más de trescientas personas han confirmado su participación.

Al parecer, da igual que se sepa tocar el instrumento con el compás uniforme o que se maltrate. Y es que, visto lo visto, importa más primar el titular, la cifra, el número… Estamos hablando de que no sólo las personas acostumbradas a tocar en las procesiones son convocadas, sino aquellas otras que tienen un tambor en casa y deciden utilizarlo por primera vez en la vida. Se debe tener en cuenta que los tambores han de estar afinados correctamente y que, con la maresía de la propia playa, se suelen desafinar con bastante rapidez. Por otro lado, las chácaras deben tener coordinación constante puesto que el ritmo no puede ir descompasado. Sin embargo, cuando se desconoce las peculiaridades de toda una isla y se convoca a la gente para buscar una simple noticia, en vez de “aclarar el cebollino”, éste se acaba enredando.

Una de las características del periodismo televisivo es el de entretener desde la información pero sin caer en el sensacionalismo. La convocatoria que se ha estado realizando desde “La Nuestra” roza ese efectismo del que se debería huir. De todas formas, no se puede obviar la labor informativa de los comunicadores que diariamente han dado cobertura a nuestra fiesta más importante con gran profesionalidad. El único error ha sido el enfoque para difundir las fiestas.

En definitiva, las fiestas patronales de La Gomera no pueden ser planteadas como un juego, una competición o un récord, sino como la expresión popular del fervor de una tierra. Con todo esto, esperemos que la llegada de la Virgen de Guadalupe no se convierta en un espectáculo de tocadores molestos mientras la gente baila el tambor con gran descoordinación. Como dice la copla popular, “la esperanza me mantiene”.

Erasmo Chinea Correa

About Gomeratoday

Gomeratoday

Te puede interesar

Los jóvenes protagonizan el fin de semana en Vallehermoso

‘Vallehermoso Urbano’ es una propuesta novedosa donde deporte, música y danza se dan la mano …

El ICHH anima a la ciudadanía a donar sangre en agosto

Este mes se puede donar en diferentes salas de extracción temporal en Lanzarote, Gran Canaria …

Translate »