El ascenso de Soraya anticipa una crisis de Gobierno: tres nombres

MD187. MADRID, 08/04/08.- El presidente del PP, Mariano Rajoy (d), conversa con la portavoz parlamentaria del grupo popular, Soraya Sáez de Santamaría, durante el debate de investidura de José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno, esta tarde en el congreso de los Diputados. EFE/BERNARDO RODRÍGUEZ ESPAÑA-ZAPATERO-INVESTIDURAEFE_080408_2002_POL(0786).jpgDefiende la versión oficial de Moncloa y Génova 13 que el nuevo cargo de la vicepresidenta y portavoz del Gobierno es un mero “trámite administrativo” que cubre un “defecto legal” que ya venía solventándose de facto. Sin embargo, el Real Decreto de 1986/2011 rezaba que la presidencia de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, la más importante de las comisiones del Ejecutivo, en caso de ausencia de su presidente – Rajoy- será asumida por los ministros que la integran según el orden de precedencia, es decir, Cristóbal Montoro. La entrega de poder de Mariano Rajoy a Soraya Sáenz de Santamaría vía decreto resucita viejos fantasmas en las filas populares: ¿delfinato? ¿Crisis de Gobierno? ¿Falta de transparencia? o, ¿un cambio de rostro para capitalizar la esperada recuperación económica? Cristóbal Montoro dejará la política.

 EL PODER DE SORAYA

Las reacciones no se han hecho esperar. Los medios y las redes sociales recogen titulares y reflexiones de este tenor: “Rajoy no ha hecho bien acumulando tanto poder en Soraya Sáenz de Santamaría”; “Guillotina para Montoro”; “Soraya va a acumular más cargos que Rubalcaba”; “¿Quién manda más, Soraya o Mariano?”, se pregunta Pepe Oneto; “Si Soraya sube, quién baja en el Gobierno?”, se cuestiona Casimiro García Abadillo, vicedirector de El Mundo; “Ni Montoro ni de Guindos, Soraya. Asume el mayor poder que ha tenido una mujer que no fuera reina en la historia de España”, apostilla José García Abad.

No en vano, Soraya Sáenz de Santamaría sustenta además los cargos de la vicepresidencia del Gobierno, la portavocía del mismo, la responsabilidad del CNI, del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, las Relaciones con las Cortes y la Comunicación del Gobierno.

Ayer, en el terreno político, Rosa Díez de UPyD preguntó al Gobierno si su concepto de transparencia “es usar un decreto para promover a la vicepresidenta”. Un interrogante que obtuvo una escueta respuesta oficial de María Dolores de Cospedal: “Es normal, es de pura lógica y no hay más”. Minutos más tarde, Cristóbal Montoro, a quien la gran mayoría califica como el gran damnificado, reaccionaba con diplomacia ante “el revuelo”.

El portavoz de Izquierda Unida en el Congreso, José Luis Centeno, ha pedido a la vicepresidenta que explique su nuevo cargo, y al tiempo, lo ha tachado de “anormal e incluso de irregular”.

UN TSUNAMI EN EL CONSEJO

El golpe de efecto de Rajoy en el último Consejo de Ministros, analizaba este martes, atiende a tres razones: “La regañina de Bruselas por la descoordinación del equipo económico; acabar con la bicefalía y las fricciones entre Montoro y De Guindos” y, por último, “preparar el cambio de rumbo político y fiscal”.

Arreglado el asunto de la descoordinación del equipo económico -negado hasta el extremo por Moncloa-, los medios ya vaticinan una rápida solución para las fricciones entre los titulares de Hacienda y Economía. De Guindos podría ‘pasar a mejor vida’ política que la del Gobierno de España y su futuro se podría encaminar a Europa, mientras que su cartera encuentra nuevo inquilino. Y es aquí donde aparecen los nombres de José María García-Margallo y Álvaro Nadal. El primero de ellos, si así fuera, dejaría una vacante en Exteriores que habría de encontrar inmediato sustituto. El segundo, actual jefe de la Oficina Económica, es hombre de confianza de Rajoy y de Soraya Sáenz de Santamaría. Su marcha apenas tendría consecuencias.

Todos estos cambios precipitan un tsunami en el Consejo de Ministros. Una crisis que ninguna fuente del Partido Popular consultada por EcoDiario.es augura que suceda antes del verano. Otoño parece la fecha propicia para los intereses del Gobierno. Se habrían celebrado las elecciones alemanas, y se espera que Merkel rebaje la intensidad de sus presiones sobre la Unión Europea.

Economía y Exteriores no son las únicas carteras susceptibles de mudanza. La cartera de Ana Mato pende de un hilo. Este lunes, Cospedal no tuvo argumentos para defender las críticas que empañan a la titular de Sanidad -háblese de viajes pagados por la ‘trama Gürtel’- y que polemizan su continuidad al frente de este ministerio. “El nombramiento de los ministros determinaba la número dos del PP- corresponde al presidente del Gobierno”.

Javier Arenas

Entre tanto, el nombre del dirigente andaluz, Javier Arenas, toma fuerza en las quinielas ministeriales. Su marcha de Génova, lo que “haría muy feliz” a María Dolores de Cospedal -confiesa un miembro de la Directiva Nacional del PP-, introduciría nuevas modificaciones en el Ejecutivo de Rajoy. El nombramiento económico de Soraya -aseguran algunos -, favorecería la entrada del eterno candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Andalucía, una persona estrechamente unida a Mariano Rajoy, desempeñando responsabilidades de claro perfil político. ¿Quién sabe? Quizá la segunda vicepresidencia.

Quien ya ha despejado dudas sobre su continuidad o no ha sido el actual ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. El titular de esta cartera confirmó ayer en un foro empresarial su intención de abandonar la política al fin de la legislatura.

About Gomeratoday

Te puede interesar

Iniciativa por La Gomera (IxLG): “Se repite la misma vergüenza del Parque marítimo de Vallehermoso”

La formación política de izquierdas considera que es un estrepitoso fracaso por parte del Cabildo …

CC reta a las instituciones gomeras “a plantar cara” en la batalla por el fuero canario

Los nacionalistas gomeros avisan que el PSOE canario le “ha abierto la puerta a Madrid …

Translate »