Algunas recomendaciones a tener en cuenta sobre los campamentos de verano

campamento de veranoSon un clásico del verano, los campamentos son una oportunidad más para disfrutar durante estos meses de poca actividad reglada  y una solución en muchas familias para que los niños estén atendidos y felices. Es ahora el momento de buscar aquel más acorde a nuestro hijo. Eso sí, si el niño no quiere no hay por qué forzarle, obligarle o castigarle con participar en un campamento.

Pero si le apetece, hay una amplia oferta para satisfacer sus expectativas. Lo más importante es valorar el deseo del niño y su nivel de autonomía, que tenga habilidades de autocuidado, es decir, se debe vestir ya sin ayuda, comer solo, asearse solo…, por lo que un campamento siempre aporta beneficios a su educación al reforzar aspectos que más tarde se va a encontrar en la vida real como: saber convivir, compartir, respetar y potenciar sus habilidades sociales, además de desarrollar competencias y aptitudes relacionadas con actividades formativas en un contexto relajado y amigable y, por supuesto, gozar de un entorno natural como es el caso en el campamento del Cedro en la Gomera u otro de los muchos que hay por España y fuera de ella.

Algunas de los consejos a valorar con nuestro hijo/a para poder elegir un campamento adecuado para ellos tendrá que pasar por pensar bien algunos de los siguientes indicadores, ajustando con más o menos exactitud si es lo que mejor se adapta a sus intereses. Por lo tanto 8 sugerencias a valorar en un campamento de garantías para él o ella:

1. Motivación. Es lo que más incide en la seguridad de los chicos ,si le gusta lo que hace y está motivado, siempre estará concentrado en las actividades. Pero si no le gusta el campamento, se distraerá y aburrirá. Eso ocasiona pérdidas, desorientaciones…

2. Edad. Un campamento es una experiencia enriquecedora a partir de los 9 y 10 años. Hay chicos que a los 6 y 7 años ya acuden a colonias. Suele ser la actividad que culmina una temporada de salidas más cortas con su grupo.

3. La primera vez. Si el niño conoce a sus compañeros de campamento y está motivado, puede salir por primera vez durante 15 días. Pero cuando no conoce a nadie, lo recomendable es una acampada corta, de una semana. Conviene que antes haya podido salir un par de días de acampada, por ejemplo, con sus padres. La entidad que organice el campamento debe ser oficial y profesional.

4. Seguro. Todas las comunidades autónomas exigen a los organizadores, como mínimo, un seguro de responsabilidad civil. Y, en muchos casos, un seguro de accidentes que cubra la participación de los chicos en diferentes actividades. Hay que conocer las coberturas de ese seguro: transporte sanitario, rescate en montaña…

5. Cualificación de los monitores. Deben tener titulación, formación en primeros auxilios, en prevención de riesgos y seguridad, y contar con experiencia. En actividades multiaventura (escalada, rafting..), estará especializado.

7. Protocolos de seguridad. Desde planes de evacuación en caso de inundaciones o incendios, hasta la existencia de extintores y botiquines en el campamento. Hay empresas que ni preguntan por observaciones médicas y otras que ofrecen un formulario donde se detallan intolerancias alimentarias, alergias, fármacos que administrar… También hay que conocer la antigüedad de los materiales que se van a usar.

8. Lugar. Los organizadores deben conocer el lugar donde se va a ubicar el campamento, la morfología del terreno, la meteorología… Hay entidades que tienen un lugar siempre fijo, otras cambian cada año.

About Gomeratoday

Te puede interesar

El Cabildo incrementa en más de un millón de euros las partidas destinadas a acción social

Casimiro Curbelo anuncia la disposición de recursos adicionales para proyectos de interés en materia de …

San Sebastián de La Gomera contará con la primera Jornada Técnica Municipal para la educación y prevención en adicciones

Se llevará a cabo el próximo martes, 27 de abril, a las 10:30 horas, en …

Translate »