El origen de los actuales municipios gomeros (Recopilado por Manolo Lino)

charco del conde gran reyEl actual mapa municipal de La Gomera es el resultado de un largo proceso que nos traslada hasta los tiempos de la 0ocupación e incorporación de La Gomera a la Corona de Castilla como isla de Señorío y que podría darse como acabado en 1929 con la cesión por parte del ayuntamiento de Vallehermoso de una parte de su territorio al entonces municipio de Arure, que luego pasaría a llamarse municipio de Valle Gran Rey. Los actuales municipios son San Sebastián De La Gomera, Hermigua, Agulo, Vallehermoso, Valle Gran Rey y Alajeró.

Sin embargo, el panorama actual no siempre fue así en lo relativo al número de municipios ni en la forma de organización municipal. Cuando se inicia la ocupación de La Gomera por parte de los castellanos, el Cabildo o Concejo instalado en San Sebastián será el que lleve de forma única la jurisdicción tanto en lo político como en lo económico sobre todo el territorio gomero.

Este modelo municipal, combinado con alcaldías pedáneas o reales en los diferentes pueblos es el que estará en vigor, salvo algunos cortos períodos, hasta que en 1835 se implante en la isla los ayuntamientos “modernos” sugidos ásicamente de la Constitución de 1812.

El Cabildo o Concejo en la etapa moderna va a tener una serie de miembros (gobernador o alcalde mayor, regidores, alférez mayor, depositario y escribanos) cuyo nombramiento o cese va a depender de la voluntad del señor territorial de La Gomera. Pero la existencia de un régimen señorial único antes del siglo XIX no excluyó la aparición progresiva de diferentes núcleos de población (Hermigua, Vallehermoso, Alajeró) por todo el territorio insular, a los que se fueron añadiendo otros con el transcurrir de los años (Chipude, Arure, Agulo). Estos núcleos, con su mayor o menor antigüedad, surgen de la fusión de dos factores: lo agrario y lo religioso.

La construcción de ermitas o iglesias, más tarde convertidas en parroquias, condicionaron y estructuraron la concentración de viviendas en torno a ellas, pero al mismo tiempo estos pueblos surgen como necesidad de asentamiento agrícola. A partir de los primeros repartos hechos por los condes gomeros y gracias también a la concesión de beneficios religiosos van surgiendo los nuevos pueblos gomeros que van a tomar diferentes nombres, por ejemplo, San Pedro De Hermigua o San Juan De Vallehermoso (hoy pueblos conocidos simplemente con los nombres de Hermigua y Vallehermoso). Se irán segregando más beneficios (como el de Agulo de Hermigua) a los ya existentes conformando la división parroquial de la isla. Cada parroquia estará interesada en delimitar su territorio por cuestiones económicas entre otras cosas.

Quizás, cabe la posibilidad, que muchos de esos primitivos límites parroquiales se basarán en las antiguas demarcaciones cantonales aborígenes, por ejemplo: Vallehermoso con el cantón Agana. En La Gomera, van a existir en algunos casos las parroquias antes que los alcaldes pedáneos: Hermigua (ayuda de parroquia en 1611), Vallehermoso (curato en 1635 y parroquia en 1672) y Chipude (curato en 1642 y parroquia en 1655). A finales del siglo XVIII se consolida en la isla la presencia de parroquias y alcaldes, diputados y síndicos en Hermigua, Agulo, Vallehermoso, Arure, Chipude, Alajeró y Jerduñe.

La Gomera De Los Ocho Municipios. Siglo XIX

En 1836 el modelo del Antiguo Régimen basado en la centralización económica y política en el Cabildo desaparece, dando paso a la consolidación de los núcleos de población donde antes habían gozado de alcaldes o diputados del común y síndicos personeros, que gozarán de ayuntamientos con competencias económicas y políticas. La única excepción es Jerduñe pero la Diputación Provincial en sesión del 27 de abril de 1837, mandó restablecer el ayuntamiento y municipio de Jerduñe al sur de la isla. Hoy nos puede parecer inaudito que Jerduñe llegase a ser municipio pero en el siglo XIX ese pago (junto al de Vegaipala) fue un lugar próspero en cuanto a la ganadería y a la agricultura de secano se refiere. Por tanto, los ocho nuevos municipios creados en un principìo fueron Agulo, Vallehermoso, Arure, Chipude, Alajeró, Jerduñe, San Sebastián De La Gomera y Hermigua.

La Gomera De Los Seis Municipios

Sin embargo, poca vida tendrían de existencia dos jóvenes municipios: Jerduñe y Chipude. Jerduñe en 1850 sería anexionado por San Sebastián De la Gomera abarcando este municipio el territorio que conocemos hoy: Benchijigua, Vegaipala, Laguna De Santiago, etc… En 1850 mediante un oficio del 26 de marzo de este año, del gobernador civil, se acepta la agregación del término de Chipude al de Vallehermoso dada la escasez de recursos de dicha zona, integrando de este modo Vallehermoso los pagos de Chpude, El Cercado, La Dama, Guadá o Vueltas en Valle Gran Rey.

En cuanto al pequeño municipio de Arure, éste mantuvo su ayuntamiento hasta aproximadamente 1880, en que el alcalde decidió trasladarlo a La Calera, dada la mayor pujanza económica y poblacional que tomaba este caserío y Valle Gran Rey en su conjunto.

Para ello y en colaboración con el secretario, contrató los servicios de un pastor y liando en una manta la documentación municipal, la trasladó a La Calera, aunque Arure siguió conservando el nombre de su municipio que ocupaba dicho pago, el de Taguluche y La Calera, quedando el resto de Valle Gran Rey bajo jurisdicción de Vallehermoso.

En Arure, en septiembre de este de 1925, la mayoría de los vecinos de Valle Gran Rey solicitan que la zona a la que pertenecen sea agregada al municipio de Arure y cese de estar adscrita a Vallehermoso manifestando como argumento principal la gran distancia que existe entre esa zona y Vallehermoso. El alcalde Vallehermoso acepta, y en 1928 se crea una comisión encargada para la nueva delimitación con el municipio de Arure. Ya en 1929 se crea un expediente instruido para resolver la segregación definitiva de Valle Gran Rey del municipio de Vallehermoso y su incorporación al municipio de Arure.

Sin embargo, Valle Gran Rey para esta época había superado demográficamente y económicamente a Arure, y es en 1941 cuando se produjo, oficialmente, el cambio de nombre del municipio, que dejó de llamarse Arure y pasó a denominarse Valle Gran Rey, tal y como lo conocemos en la actualidad.

En definitiva, lo municipios gomeros son el resultado de un largo período histórico de más de cinco siglos de existencia que según las circunstancias y el devenir de la Historia han modificado sus límites y sus nombres.

Diario de Avisos

About Gomeratoday

Te puede interesar

El Cabildo presenta al Estado un plan de sostenibilidad turística para La Gomera

La Institución insular  concurre, a través de las áreas de Turismo y Sostenibilidad, a la …

CC de La Gomera debate este domingo su proyecto de Isla en el VI Congreso Insular

Los nacionalistas gomeros decidirán, además, la nueva Ejecutiva de los nacionalistas gomeros La Gomera a …

Translate »