Pierde el destino y la casa por llegar media hora tarde

UNIONGCEl secretario general de la Unión de Guardias Civiles (UniónGC), Manolo Mato, denunció ayer como “cacicada” e “injusticia propia de otros siglos” el caso de un componente de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) destinado en Tenerife al que un retraso habría costado la pérdida de este empleo y, por consiguiente, la necesidad de abandonar su alojamiento en Ofra.

Dicha denuncia, sobre la que la Comandancia provincial del Instituto Armado declinó hacer comentarios, desvela las vicisitudes vividas por este guardia civil que, según Mato, ha recibido semejante castigo por haberse incorporado media hora tarde a su puesto de trabajo.

Según explica Mato, que estuvo acompañado en la rueda de prensa celebrada ayer por el secretario general en Tenerife de la Confederación Española de Policía (CEP), José Luis Gallardo, el guardia había realizado el día anterior una jornada laboral desde las cinco de la mañana hasta las siete de la tarde. Al llegar a casa, su bebé de cinco meses enfermó y tuvieron que acudir al centro de salud Doctor Guigou (antiguo Hospitalito de niños), que cuenta con un servicio de Urgencias de pediatría. Del lugar salieron ya de madrugada, y el guardia se quedó dormido y llegó media hora tarde, siempre según la versión ofrecida por el representante de UniónGC.

A pesar de que expuso estas circunstancias personales para justificar su retraso de media hora, la sanción habría ocasionado al guardia la pérdida de destino de una unidad que, precisamente, no está sobrada de efectivos, ya que en la actualidad, puntualiza Mato, tiene ocho bajas con respecto al número previsto para su normal funcionamiento.

Como quiera que el guardia se alojaba en las viviendas existentes en el complejo de Ofra donde encuentra su sede la Comandancia provincial de la Guardia Civil, ahora se ve abocado -perdido el destino- a abandonar la vivienda que cobija a la familia que conforma con su esposa, una funcionaria del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) empleada en tareas de extranjería, y el bebé referido.

Ahora, el representante de la UnionGC desvela que se han dirigido por carta al máximo responsable de la Guardia Civil en Canarias y al director general del Instituto Armado en aras de revertir un castigo que consideran “injusto y desproporcionado, impensable para estas alturas de siglo en un país que se considera democrático y avanzado”. En opinión de Mato, “la actitud del mando de la unidad, un capitán procedente del País Vasco, obedece a parámetros que aquí y ahora no sólo no tienen sentido sino que son claramente injustos”, concluyó.

T.F. para Diario de Avisos

About Gomeratoday

Gomeratoday

Te puede interesar

El voto exterior de las elecciones al Parlamento de Canarias comienza a contarse hoy

Se inicia también el escrutinio general por parte de la Junta Electoral de Canarias, que …

Barragán: “Vamos a continuar explorando las posibilidades de que nuestro partido esté en el futuro gobierno”

El Consejo Político Nacional de Coalición Canaria – Partido Nacionalista Canario, que se ha reunido …

Translate »