Trece años después el Lagarto de la Gomera se sigue recuperando en Valle Gran Rey

Hoy, 17 de marzo, se cumplen 13 años desde que en el año 2000 un grupo de profesores de la Universidad de la Laguna hicieran posible el redescubrimiento de ‘Gallotia bravoana’,una especie de lagarto gigante que se creía extinta desde hace unos quinientos años en la Gomera, según nos recuerdan los compañeros de la voz de la Gomera. Su nombre es un homenaje al paleontólogo y geólogo canario Telesforo Bravo.

A raíz del hallazgo, comenzó la cría y reproducción en cautividad en el centro provisional de Antoncojo en Alajeró al que sólo se llevaron en principio seis ejemplares(tres machos y tres hembras) para asegurar su supervivencia y pudiera recuperarse para su futura suelta en libertad. Posteriormente y después de firmar el 18 de julio de aquel año un convenio de colaboración el Gobierno de Canarias y el ayuntamiento de Valle Gran Rey se construiría el que sería el nuevo centro de recuperación de la especie en la base de la montaña de Quiebracanillas en el municipio sureño, es en este lugar donde en estos años se ha logrado multiplicar el número de ejemplares y recuperar esta especie amenazada en libertad.

Sin duda fue un gran hallazgo, ya que hasta el momento tan sólo se conocía a esta especia debido a los fósiles que fueron encontrados. No obstante, gracias a estos restos, se ha podido constatar que la especie ha ido menguando en cuanto a tamaño se refiere. En la actualidad tan sólo miden 50 centímetros, muy por debajo del más de un metro que llegaba a alcanzar hace varios cientos de años.

La razón de esta disminución se basa fundamentalmente en las dificultades para sobrevivir. Antes, estos lagartos se encontraban por toda la isla, excepto en las zonas más frías, pero en la actualidad es casi imposible encontrar ni uno sólo vivo, y de hacerlo tan sólo se pueden encontrar en la zona del risco de la Mérica, dentro de Valle Gran Rey. No obstante, en los últimos siete años, el número de ejemplares se ha visto multiplicado por diez, dándonos un total de 576 unidades, de las cuales 250 viven en libertad y otros 326 en cautividad con el objetivo de volver a relanzar la especie.

Pese al aumento en los últimos años, los expertos no lanzan aún campanas al vuelo, ya que se trata de una reproducción muy difícil, y en el momento de darles la libertad, existen muchos depredadores que los acechan.

About Gomeratoday

Te puede interesar

La mujer gomera en tiempos de pandemia protagoniza el reportaje del 8 de marzo

El Cabildo insular presenta el testimonio de seis mujeres de la isla, quienes reflexionan sobre …

El Círculo Cultural, Recreativo y Cultural Junonia cumple su 77 aniversario

El Círculo Cultural, Recreativo y Deportivo Junonia cumple este domingo 07 de marzo su setenta …

Translate »