Noticias Recientes

3 de Mayo, día de la Cruz ¿de dónde viene esta tradición con el símbolo cristiano?

la cruzGOMERATODAY: Como cada 3 de Mayo este es el día en el que en multitud de pueblos no sólo de España sino también de Sudamérica decoran las cruces de sus calles avenidas o plazas además de las que como en la Gomera se colocan de manera particular en las puertas de las casas con esmero.

Paises como México, Venezuela, Ecuador , Chile o rincones tan cercanos como Santa Cruz de la Palma, Breña alta y baja, el Puerto de la Cruz, los Realejos o Santa Cruz de Tenerife tienen en este día devoción en decorar con mimo y elegancia la cruz e incluso establecer un concurso en los diferentes barrios o colectivos que se unen para embellecer con flores el símbolo más importante para los cristianos , llegando a convertirlo en lugares como los Realejos en una fiesta de interés turístico de Canarias dada la particular precisión en conseguir un colorido y un dibujo tan perfecto de la Cruz que el trabajo de grupos de personas se transforma en arte. De igual manera ocurre en la capital Santa Cruz donde es tradicional y una actividad principal en las fiestas de mayo la decoración de la Cruz.

¿Pero de dónde viene esta tradición de decorar la cruz cristiana tal día como hoy? Un breve repaso nos invita a conocer algo nuevo sobre esta costumbre arraigada también en la Gomera.

La historia, con mucho de leyenda, narra como en el emperador Constantino I el Grande, en el sexto año de su reinado, se enfrenta contra los bárbaros a orillas del Danubio, en una batalla cuya victoria se cree imposible a causa de la magnitud del ejército enemigo. Una noche Constantino tiene una visión en el cielo en la que se le apareció una brillante la Cruz de Cristo y encima de ella unas palabras, “In hoc signo vinces” (Con esta señal vencerás).

El emperador hizo construir una Cruz y la puso al frente de su ejército, que entonces venció sin dificultad a la multitud enemiga. De vuelta a la ciudad, averiguado el significado de la Cruz, Constantino se hizo bautizar en la religión cristiana y mandó edificar iglesias. Enseguida envió a su madre, Santa Elena, a Jerusalén en busca de la verdadera Cruz de Cristo. Una vez en la ciudad sagrada, Elena mandó llamar a los más sabios sacerdotes y logró hallar el lugar donde se encontraba la Cruz, pero no estaba sola.

En el monte Gólgota, donde la tradición situaba la muerte de Cristo, encontró tres maderos ensangrentados ocultos y para descubrir cuál era la verdadera cruz donde falleció Cristo, colocó una a una las cruces sobre personas enfermas, e incluso muertos, que se curaban o resucitaban al tocar la cruz que había sido la de Cristo. A partir de ahí nace la veneración a la Santa Cruz, ya que Santa Elena murió rogando a todos los que creen en Cristo que celebraran la conmemoración del día en que fue encontrada la Cruz.

De la celebración popular de la fiesta de la Santa Cruz, la que más nos interesa, apenas hay datos antiguos. En cualquier caso, parece que la celebración popular de la Cruz de Mayo tal como hoy la conocemos alcanzó su máximo esplendor durante los siglos XVIII y XIX, para empezar a decaer a principios del XX.

Esta fiesta, en su vertiente popular tiene variaciones muy significativas de unos lugares a otros, aunque mantiene también elementos comunes. El centro de la fiesta es una cruz, de tamaño natural o reducido, que se adorna, en la calle o en el interior de una casa, con flores, plantas u objetos diversos.

A la hora de establecer los orígenes de esta celebración popular de la Cruz hay que referirse necesariamente a una serie de fiestas paganas que se celebraban desde muy antiguo en el mes de mayo, el sentido de estas fiestas era plenamente naturalista, saludo a la primavera, celebración del comienzo de un nuevo ciclo de la vegetación, agradecimiento a la naturaleza por sus futuras cosechas, y como consecuencia de ello, exaltación del amor y de los sentimientos humanos más espontáneos. A  partir de ahí y como consecuencia de cristianizar prácticas paganas y supersticiosas, muchas veces escandalosas al mezclarse a lo largo de la historia con leyendas nada claras en las que se creía más en mitos y personajes, en un momento dado las fiestas naturalistas de mayo se habrían transformado y agrupado en torno a un nuevo motivo, la Cruz, aún conservando los adornos con vegetación que según se cuenta en princupio se hacían a un árbol (pino) sustituido desde entonces por el símbolo cristiano.

Share on Facebook

Acerca de Gomeratoday

Gomeratoday